Copyrights @ Journal 2014 - Designed By Templateism - SEO Plugin by MyBloggerLab

Sunday, September 04, 2011

, ,

Critica: WIN WIN

Share

Titulo: Win Win (Ganamos todos)
Director: Thomas McCarthy
País: Estados Unidos
Genero: Drama. Comedia
Guión: Thomas McCarthy
Fotografía: Oliver Bokelberg
Música: Lyle Workman
Reparto: Paul Giamatti, Amy Ryan, Jeffrey Tambor, Melanie Lynskey, Bobby Cannavale, Margo Martindale, Burt Young
Sinopsis: Mike Flaherty (Giamatti), un abogado sin demasiada suerte en su trabajo, dedica su tiempo libre a entrenar a los muchachos de una escuela de lucha libre. En un momento dado, Mike asume la defensa de un viejo cliente con la esperanza de mantenerse a flote y sacar de apuros a su familia. Sin embargo, cuando el nieto adolescente de su cliente, toda una promesa deportiva, escapa de casa y se va con su abuelo, la vida de Mike dará un giro completo. 
Trailer: Win Win

LA CRISIS DEL GÉNERO.

Es casi imposible juzgar a “Win Win” sin antes citar forzosamente los criterios distintivos del cine independiente norteamericano. Son muchas las corrientes que lo definen y lo diferencian, pero todo apunta a precisar un estilo de creación artística inigualable y excepcional.  Hoy en día se habla de factores financieros: estas producciones cuentan con un presupuesto extralimitado y no están representadas por los grandes productores o miembros del sindicato; pero también se habla de factores estéticos u ornamentales: se dice que el cine independiente viene a desvanecer el vacio estético del cine comercial y a centrar todo su ingenio en la profundidad del fondo dejando de lado factores estéticos que no representan la grandeza de este arte. Se podría entonces estipular que aunque existen grandes producciones que resultan memorables, las películas del cine independiente ofrecen al espectador una experiencia diferente, inteligente y más autentica por los motivos antes citados. Pero, dolorosamente hay que reconocer que hoy en día, no toda película indie resulta satisfactoria, ya que la implacable etiqueta que presume el género, atribuye características inexistentes a películas que intentan posicionarse como ganadoras. “Win Win”, la comedia dramática del infravalorado realizador Thomas McCarthy, lamentablemente pierde tanto al considerarse como obra indie, como al considerarse simple comedia.

McCarthy concluye su trilogía sobre el afecto (inicio con “The Station Agent” y extiendo con la grandiosa “The Visitor”) retratando una historia similar a la vida diaria, decorada con pequeños toques humorísticos altamente sugestivos que logran nivelar aflicción con esperanza, y convierten a “Win Win” en una película en donde como su nombre lo indica, finalmente todos resultan ganadores. Pero, mi crítica va dirigida a ese aspecto optimista dominante en la obra de McCarthy, en donde sus argumentos casi siempre consiguen la salida más cómoda en pro de la enseñanza y conciliación espiritual de sus personajes, este modus operandi desequilibra y rechina en todo el conjunto, y produce una sensación de inconformidad con lo visto pese a que la premisa y la trama central resultaran tan interesantes y creíbles.  Por tanto “Win Win” es irregular y un tanto falsa, si bien se observa al inicio de la película una interesante sensación de desinterés hacia lo ficticio y rebuscado (aunque los múltiples clichés del genero están a la orden del día), empleando personajes (lo mejor de la película) que resultan tan cercanos, auténticos y entrañables; al arribar al desenlace, observamos un clímax de desesperación argumental por intentar rebuscar la solución más fácil a la problemática que presenta el argumento y vemos como todo se soluciona tan rápido y tan irreal que me pregunto con suma inocencia: ¿Es esto cine independiente; cine que nace de las entrañas y la realidad; que habla de gente común con problemas cotidianos, que solo demuestra y propone y por el contrario no soluciona? ¿O acaso estamos presenciando un cambio desfavorable en el género y no volveremos a ver obras tan maravillosas y autenticas como “Eternal Sunshine of the Spotless Mind” (2004), “Happiness” (1998), “Clerks” (1994), “Sex, Lies, And Videotape” (1989), “Stranger than Paradise” (1984), “Lost in Translation” (2003), “Trainspotting” (1996), “Closer” (2004), “The Life Aquatic with Steve Zissou” (2004), “Thirteen” (2003), “Blue Velvet” (1986), “Se7en” (1995), “Donnie Darko” (2001), “The Squid and the Whale” (2005)…?

Aún así, estamos ante una película afectiva que resulta agradable al publico en cierta medida, con unas actuaciones y unos personajes muy próximos, creíbles y entrañables. Una película que simplemente se deja ver y que probablemente será olvidada en el futuro. En mi caso, una pequeña decepción.


Nota: 5.5/10

3 comentarios:

Olvin Otero said...
This comment has been removed by the author.
Olvin Otero said...

Algo muy dentro de mi decía: No la veas, no la veas. Que bueno que escuche esa voz.

daniel said...

Coincido Jose; hace poco la vi y tampoco salí maravillado como la esperaba. Y no es que sea una mala cinta, todo lo contrario, pero hay cosas que en el guion flojean y no se les puede permitir eso. Topica, tipica, eso si, algunos buenos momentos, pero intrascendente. Le dedique una critica recientemente, un 0.5 mas que tu nota jeje... Giammati es lo mejor del film.

Saludos!