Copyrights @ Journal 2014 - Designed By Templateism - SEO Plugin by MyBloggerLab

Saturday, October 08, 2011

, ,

Critica SUPER 8

Share

Titulo: Super 8
Director: J.J. Abrams
País: Estados Unidos
Género: Ciencia ficción
Guión: J.J. Abrams
Fotografía: Larry Fong
Música: Michael Giacchino
Reparto: Joel Courtney, Riley Griffiths, Elle Fanning, Ryan Lee, Gabriel Basso, Zach
Mills, Kyle Chandler,Ron Eldard, Noah Emmerich, David Gallagher, Glynn
Turman, Amanda Michalka
Sinopsis: Año 1979, en un pequeño pueblo de Ohio. Joe Lamb (Joel Courtney) es un muchacho que ha perdido a su madre en un accidente y que vive con su padre policía (Kyle Chandler). Comenzado el verano, y mientras rueda una película de zombis en Super 8 con sus amigos -y sobre todo con la bella Alice Dainard (Elle Fanning)-, Joe observa cómo una camioneta se estrella contra un tren de mercancías, provocando su descarrilamiento y un terrible accidente. A partir de ese momento cosas extrañas e inexplicables comienzan a suceder en el pueblo.
Trailer: Super 8

Super 8 ¿Llamada así en homenaje a los éxitos ochenteros comerciales del género, o quizás porque en el filme un grupo de niños rueda un cortometraje de zombis en Super 8? Realmente poco importa conocer el origen preciso del título, ya que la obra apadrinada y producida por Steven Spielberg sólo pretender conseguir la nostalgia de un cine que se admiro hace muchos años, pero que ahora reposa en las cenizas. Es prudente y necesario señalar los indicios de Spielberg para poder dilucidar en que falla Super 8. Steven Spielberg demostró hace treinta años ser el dueño incuestionable del cine comercial de ciencia ficción. Un gran número de títulos de su filmografía respaldaban la renovación del género que para ese entonces poseía calidad y deslumbrante personalidad cinematográfica. Ese fue el auge del genero (ciencia ficción) y el momento de un gran realizador que dejo una huella imborrable en la industria norteamericana. Hoy en día hablar de Spielberg, es meramente citar la figura importante que inyecta grandes sumas de dinero a proyectos que de seguro harán inflar las ganancias en taquilla; pero hablar de Steven Spielberg como realizador, es como hablar de otro más entre tantos, porque sencillamente su tiempo y su brillo ya se marchito —aunque él se empecine en volver a conquistar los viejos éxitos—.

EL GUISO DE ABRAMS

J.J. Abrams se pone a las órdenes de Spielberg, y promete realizar la penosa labor de regresar a la antigua forma de hacer cine comercial, fusionando múltiples arquetipos de producciones de culto en esta sobresaturada creación que únicamente pretende realizar un homenaje a la cinematografía del productor concebida bajo las propias directrices del homenajeado. Bajo un arranque parcialmente interesante, Super 8 dibuja en su inicio la historia de un grupo de chicos burdamente diseñados bajos los tópicos y estereotipos del género al que remite —cada uno de ellos tan diferentes como triviales—, y aunque este sea un problema serio, la película resulta entretenida hasta que la ráfaga fantástica pero inverosímil de su fallido argumento, se dispone a importar el método de Jaws (1975) y decide mostrar en última instancia al creador de tanta catástrofe y tensión en la narrativa, es decir, al extraterrestre. Gran error, ya que mientras la película pretende sostenerse rítmicamente en la casi divertida historia del grupo de amigos que pretenden rodar un cortometraje, la historia paralela de este monstruo misterioso que atenta contra el pueblo termina por aburrir y fulminar un posible equilibrio realístico en el conjunto (desde el choque del tren y la aparición del monstruo oculto, la película pierde fuerza y calidad), principalmente si nos remitimos a la cansina representación y exaltamiento de absolutamente todos los tópicos que definieron al género en el pasado: humanizar a la bestia (E.T.: The Extra-Terrestrial, 1982), otorgarle el grado de mezquindad a la humanidad y dictar sentencia sobre los oscuros fines de autocontrol del hombre (A.I. Artificial Intelligence, 2001; Close Encounters of the Third Kind, 1977), el triunfo de la bestia y su partida a casa bajo un final autocomplaciente pero vacio para la parte terrenal y extra-terrenal (todas las películas de este subgénero).

Que la nostalgia no engañe al espectador. Super 8 posee enormes errores narrativos, su insostenible argumento está lleno de tour-de-force tremendamente exagerados, los clichés a la orden del día materializan lo banal y vacio de sus diálogos, y las descabelladas inverosimilitudes de su historia (ni mencionar los ridículos giros que violan tanto las leyes físicas como las primordiales para la razón humana) terminan por salar la propuesta haciendo que a mitad de camino el espectador se desconecte y simplemente añore un rápido final por absurdo o realista que sea. De Super 8 sólo puedo recalcar positivamente su arranque y sus créditos finales, aquellos en donde se muestra el cortometraje que los chicos filman durante toda la películas, trabajo cinematográfico que resulta más interesante, divertido y gracioso que toda la verdadera propuesta cinematográfica de Abrams y Spielberg.

Spielberg ha perdido la llama de originalidad y la chispa de juventud que proyectaba en sus proyectos. Abrams se ha dejado contaminar por el estigma de éxito comercial que conseguía el homenajeado hace 30 años. Super 8 es el resultado de una pésima idea llevada a la gran pantalla. En vez de proponer una renovación al género adaptada a nuestra era, la película resulta una amalgama inconclusa de filmes ya antes vistos, que pierde notoriedad a medio camino entre el poderío de su estética y las incoherencias de su argumento. Pese a que es entretenida en sus inicios, la propuesta finalmente carece de encanto, emotividad, aventura y emoción. Olvidable.


Nota: 5.0/10

5 comentarios:

Mario said...

Es cierto que es nostálgica, en eso basa su fuerza, y en mi apreciación me parece entretenida, no la encuentro fallida, sino que se aboca a utilizar recursos seguros o mejor dicho conocidos y también debo decir que me sorprende el trato que le dan al extraterrestre ya que no es ET. También resalto su lado familiar, sus valores y aunque estereotipados a esa banda de niños homenjeando al cine en una película de zombies a lo George Romero. Un abrazo.

Mario.

panccio said...

acertadisima la critica. no puedo estar mas de acuerdo con ella.
saludos,

Carlos Wilson said...

Muy de acuerdo con la crítica, solo debo incluir en las pocas cosas buenas la gran promesa que es la muy joven actriz Elle Fanning, su grado de interpretación es impresionante y creo que se puede ver desde "Somewhere" de Sofia Coppola.

Tiendas Muebles said...

A mi super8 me parece un quiero y no puedo. Un intento de aproximarse al espíritu de películas ochenteras del estilo ET o los Goonies, pero se queda en eso, en un intento.
La historia está manida hasta más no poder y los personajes de los niños son arquetípicos hasta la nausea: el gordo listillo, el pequeñajo cabroncete, el prota que acaba de sufrir una desgracia y la chica guapa.
Entretenida es, pero desde luego, cualquier comparación con las ya mencionadas ET, los Goonies o Cuenta Conmigo, por ejemplo, es un auténtico insulto.

Madridista said...

Super - 8 una pelicula que realmente te hace recordar viejos tiempos, y no defrauda, me gusto un monton y la volveria a ver muchas veces más. Un exito.