Copyrights @ Journal 2014 - Designed By Templateism - SEO Plugin by MyBloggerLab

Saturday, October 24, 2009

2009: AFTERSCHOOL (Antonio Campos)

Share

Esta película del veinteañero Campos es quizá la que mejor se ocupa de un nuevo elemento en la experiencia adolescente: la omnipresencia de la cámara, ese Dios democrático que espía sus movimientos y los reproduce en celulares, computadoras y monitores de todo tipo, para el cuchicheo en un pasillo o el pizarrón transversal de YouTube. Campos nos muestra a Robert y, a través suyo, lo que él mira; la cámara es registro permanente, y el voyeurismo de Robert el del propio espectador. No hay inocencia ni naturalidad; las pautas de conducta han sido estudiadas previamente en el reservorio de imágenes que el mundo de Robert sigue produciendo, día tras día. Una película que puede remitir trabajos anteriores como “Caché” de Michael Haneke o incluso “Elephant “de Gus Van Sant. Sin duda alguna un titulo desconocido por muchos, pero que pinta de enigmático y superinteresante.



Argumento

Robert (Ezra Miller) es un joven estudiante americano de una escuela preparatoria de élite de Nueva Inglaterra que accidentalmente graba con su cámara la trágica muerte de dos de sus compañeras por sobredosis. Sus vidas serán el tema principal de un proyecto audiovisual creado con la intención de acelerar la curación del colectivo. A Robert le encargan crear un video (sentimental y edulcorado) en memoria de las modélicas alumnas fallecidas. Pero el proyecto creará una atmósfera de paranoia e inquietud entre los estudiantes y profesores.


Sobre AFTERSCHOOL

Pocas películas llegan con tanta urgencia como Afterschool de Antonio Campos, un cineasta agazapado a la caza y observación de todo un caleidoscopio de comportamientos adolescentes en una escuela de clase alta de Nueva Inglaterra. Un cineasta que, por su juventud, -tan solo tiene 25 años-, aún no se ha desprendido de esa adolescencia que tan bien sabe filmar. El título del film remite a esas actividades extraescolares que no son otras que una asignatura sobre audiovisuales. El reflejo paródico es evidente, pues Campos escribió el guión de Afterschool durante un año en el atelier parisino del Festival de Cannes en París, la Cinéfondation. Al estar aún saliendo por la puerta de la adolescencia, Campos es capaz de filmar esos rostros y esos cuerpos de una forma cercana, como si fuera capaz de colocarse a un mismo nivel que los alumnos, conociendo y compartiendo al mismo tiempo sus propios códigos. Pero también, precisamente por su juventud, Campos sabe de qué modo las imágenes y su poder desmesurado han marcado a toda esa generación que también es la suya. La generación de Afterschool es la de YouTube, la de la blogosfera, la de los videoblogs. Es la que sustituye los bolígrafos y las libretas por las pantallas de ordenador, las web cam, las pantallas de los teléfonos móviles. La que se comunica por SMS, por e-mail, por fotologs. La que en lugar de escribir, filma y edita sus propios videos. Las imágenes, más o menos pixeladas, se van acumulado al comienzo del film. Son videos de corta duración que podemos encontrar fácilmente en la red. Imágenes que bordean el slapstick, que poco a poco se van volviendo más crudas, hasta llegar a un video filmado con una web cam donde un desconocido agarra por el cuello a una chica y le hace pronunciar unas cuantas palabras de sumisión. Éste es uno de los motivos visuales sobre los que se construye el film, donde las cámaras gozan de una omnipresencia brutal, donde las imágenes que se capturan pueden pasar rápidamente a formar parte de la red y del dominio público.



Premios:


2009: (Premio especial del jurado por la narrativa experimental) Nashville Film Festival


Criticas

“Antonio Campos hace dialogar entonces a Frederick Wiseman y Gus van Sant con Brian de Palma, si bien su película mantiene una autonomía radical en esas fricciones con las que son las verdaderas pantallas de este presente.” (Francisco Algarín Navarro)


“Es un ejercicio sumamente controlado, tanto en la forma como en el tono. Una fascinante exploración del cruce de las nuevas tecnologías, con las viejas preguntas de dominación, el control y la individualidad, en un entorno escolar.” (Salon.com: Andrew O'Hehir)



Trailer



3 comentarios:

Vivir Rodando said...

Gracias por hablar de ella. Hace tiempo escuché cosas y ahora tu post me recordó las buenas sensaciones que me dejo

dvd said...

Hmmmmm... pinta bien esta peli...

Sr. Sombrero said...

La ví en el BAFICI de este año y me gustó. Sin embargo, en la segunda mitad pierde mucha fuerza y el director no sabe cómo controlar todos los temas nuevos que surgen.
Otra cosa en contra es su final... descoloca y MUCHO!
De todas maneras, una opción más que digna y arriesgada para disfrutar.
saludos