Copyrights @ Journal 2014 - Designed By Templateism - SEO Plugin by MyBloggerLab

Wednesday, November 30, 2011

, , , ,

Critica THE FUTURE

Share


Titulo: The Future / El Futuro.
Director: Miranda July
País: Estados Unidos
Género: Drama. Comedia. Romance
Guión: Miranda July
Fotografía: Nikolai von Graevenitz
Música: Jon Brion
Sinopsis: A partir del momento en que una pareja decide adoptar a un gato, la perspectiva que tienen de la vida cambia radicalmente, llegando al punto de alterar el transcurso del tiempo y el espacio, y de poner a prueba su amor y su confianza.
Trailer: The Future

Cuando en el 2005 se estrenaba Me and You and Everyone We Know —por la cual la directora ganó múltiples premios incluyendo la cámara de oro en el Festival de Cannes— quede absolutamente fascinado con esta artista multifacética llamada Miranda July. Ella le atribuiría un nuevo aire y sentido al cine independiente americano. Con su ultra sensibilidad, su milagroso intimismo poético y su rotundo repudio a la narrativa extra convencional, vino quebrar el optimismo dramático de las comedias románticas, que se balanceaban entre la autocomplacencia y la coartada. Estrenado su segundo largometraje llamado The Future, Miranda July a ratificado su leitmotiv, y como no, su originalidad.



El comienzo.

The Future, funciona como una parábola sobre el amor, la añoranza, el proceso creativo, la soledad y el desamor. La historia se centra principalmente en una pareja que piensan adoptar un gato. El animal —al cual llaman Paw Paw— está herido y podría morir en seis meses. A la pareja le atemoriza perder su libertad, por ellos deciden adoptar esta mascota cuya naturaleza es independiente. El día que deciden ir a buscar a Paw Paw al refugio, les dicen que deben esperar un mes más. De vuelta a casa —y cómo era de esperar en ésta nueva trama de July— la pareja  reflexiona sobre el tiempo que queda por delante —el futuro— y deciden rediscutir añoranzas y establecer nuevas prioridades, para superar sus existencias rutinarias y hacer todo lo que siempre habían querido pero no se habían atrevido. Ella (Miranda July), intenta exponer su creatividad creando una coreografía que  posteriormente subirá a YouTube. El (Hamish Linklater) dejara su aburrido trabajo de atención al cliente, para dedicarse a la lucha por el medio ambiente, vendiendo árboles de puerta en puerta. Mientras todo esto sucede, Paw Paw —que expone constantemente su extraña filosofía existencial— espera en la quietud y el cansancio.

The Future, de esta manera, nos habla de las diferentes diatribas que amenazan constantemente al ser humano: la esplendidez por retomar viejas añoranzas, causadas por la madurez del ser, que ante el vacío y el estancamiento rutinario, se pregunta nuevamente por el «ser» —nótese la punzante referencia a la idea heideggeriana. Todo esto evidentemente, conlleva al riesgo, la incertidumbre. Ya que a partir de ése momento decisivo, todo cambiara y ya nada será igual, el presente simbolizara un comienzo y el futuro se tornara impredecible.

El enfoque de July, que propondrá giros argumentales significativos, arrojara la trama a una vertiente desafiante para el espectador. July representa el fracaso y la frustración de una manera tan atípica, que puede perder más de la mitad de su audiencia en medio de la proyección. La infidelidad, las constantes reiteraciones caninas sobre la vida (simbolizando el futuro y la finitud, el momento en que se nos revela desprevenidamente la realidad, que nos indica que ya somos adultos y perdimos la oportunidad de vivir como queríamos) y un par de cortes surrealistas y fantásticos —recalcando los rebotes en el tiempo—, hacen al visionado de The Future, una experiencia muy irregular. Aunque esto no quiere decir, que el filme deje de ser fresco, sensible, estimulante y altamente original.

Después de mucho tiempo, me di por vencido. No más esperar. Y resultó que, vivir es sólo el comienzo. Y el comienzo ha terminado. Soy gato de nadie. No soy ni siquiera un gato. No soy ni siquiera yo.” Paw Paw

Miranda July habló en Me and You and Everyone We Know, del vacío y la nostalgia que suponía la vida contemporánea y moderna. De aquella frialdad que nos envuelve incluso cuando somos personas muy activas. También expresó el difícil proceso de la creación artística, en donde se perdía la fe y resucitaba la frustración. Además, el enorme grado de separación en que vivimos, las dudas existenciales y morales, la madurez, la brusquedad del «yo», en fin, eran muchos los temas tratados en su opera prima, y que nuevamente se ven en su segundo largometraje. 




El problema, es que en  Me and You and Everyone We Know  todo funcionaba perfectamente entre la gama personajes disfuncionales, pero en The Future, parece que hay un desequilibrio evidente y una sobreabundancia argumental, en el momento en que July adjudica estas lecturas a esta pareja de treintañeros que intentan salvar sus vidas. Si esto lo asociamos a la atípica narrativa de July —la cual defiendo a rabiar—, el filme se convierte meramente en una peripecia aceptable —aunque posiblemente despierte el desinterés del publico llevada a la gran pantalla con poco grado de efectividad y raciocinio —comparándola con su opera prima. Sin embargo, hay que recalcar las excelentes actuaciones de todo el reparto, la hermosa música de Jon Brion y un par de temas musicales entre los que recalcan Master of None de Beach House y sobre todo,  la novedosa, estilizada y más detallista dirección de July.


Pese a sus problemas, la película despierta en mí un enorme interés. Me seduce con su delicadeza y sumisión, me encantan con su originalidad y me convencen con su aparente sencillez. The Future, es una película para aquellos que conocen a la realizadora, y para aquellas almas sensibles que disfrutan de las tramas intimistas y los mecanismos expresivos nada convencionales. Valida únicamente para aquellos capaces de encontrarle el verdadero sentido a las peculiaridades  de la multidisciplinaria Miranda July.

Nota: 6.5/10

3 comentarios:

Emilio Luna said...

Me remito al comienzo del último párrafo. Pese a que aparentemente parece una película menor e irregular provoca un gran interés en mí. Está claro que es por Miranda July, pero lo es también por una temática que me viene de cerca (ya me he hecho mayor). Prometa verla y volver acá.

Un abrazo Jose!

Pd: te he agregado en mis links amigo!Pasa un buen fin de semana!

Mario said...

No conocía a la directora pero que halla ganado la cámara de oro ya me la pone en lista de búsquedas, me gusta lo que dices de ella que es intimista, poco convencional y poética, además que retrate la reflexión de la vida adulta frente a la dirección de lo experimentado. Me apunto la primera antes que la segunda aunque espero asistir a ambas. Un abrazo.

Mario.

Giancarlo Verástegui said...

La primera obra de Miranda July, me pareció sumamente brillante, es por eso que espero "The Future" con gran expectación. Tras leer tu reseña, excelente como de costumbre, veo que no ha logrado superar su primera obra (lo tenía difícil), aquí todavía no tiene fecha de estreno (y no lo sé si la tendrá), no me queda más que esperar la salida en dvd.

Coincido totalmente con la reseña dedicada a "Meek's Cuttof", sin lugar a dudas el mejor trabajo de Kelly Richardt, Imprescindible.

Un abbraccio e tanti saluti José!!!