Copyrights @ Journal 2014 - Designed By Templateism - SEO Plugin by MyBloggerLab

Monday, November 07, 2011

, , ,

Critica BEGINNERS

Share


Titulo: Beginners / Principiantes
Director: Mike Mills
País: Estados Unidos
Género: Drama.
Guión: Mike Mills
Fotografía: Kasper Tuxen
Música: Roger Neill, Dave Palmer, Brian Reitzell
Sinopsis: Oliver (Ewan McGregor) es un hombre relativamente joven que empieza a replantearse su vida y sus relaciones amorosas a partir del momento en que su padre Hal (Christopher Plummer), de 71 años, que ha estado 38 años casado con su madre, le revela dos noticias tan impactantes como inesperadas: que tiene cáncer y que, además, es gay y tiene un joven amante. 
Trailer: Beginners


¿Qué tanto puede llegar a doler el amor y sus diatribas? ¿Sera el amor algo complicado para el ser humano? Beginners, la nueva película de Mike Mills, expone explícitamente que siempre ante toda relación amorosa, el ser humano se comporta como principiante.  Resulta comprensible comparar la propuesta de Mills con otras películas que parecieran moverse en esta vertiente. Tardaría muchas horas escribiendo y citando ejemplos comparativos, no lo haré, porque Beginners es un universo diferente y sobresale ante la comparativa,  ya que su brillante e inteligente argumento, permite que la trama se desenvuelva por sí sola, sin matices, sin artificio, con suma honradez y solvencia; como si se tratara de una clase magistral de humanidad, ya que aunque Beginners primeramente plantea la problemática del amor, termina ejecutando e hilvanando sabias sentencias universales sobre el afecto y demás sentimientos y diatribas que rodean al ser humano.


Sabíamos que no funcionaria, incluso antes de conocerla.

Oliver es un hombre de casi cuarenta años traumado por el fracaso de sus pasadas relaciones amorosas, debido a que no logra aun desligarse de la influencia que han ejercido sobre él su madre y su padre. Su madre murió hace años. Y su padre acaba de morir. Curiosamente el padre sale del armario ante su hijo a la muerte de su esposa y pasa sus últimos años de vida, disfrutando de una vida libre de represiones y miedos.  Para suerte del padre, Oliver luego de descubrir los verdaderos gustos de su progenitor, se acerca mucho más a él y fortalecen la relación que en un principio se tornaba fría y hasta ausente. Tras la muerte de Hal (el padre), Oliver conoce a Anna, una mujer que le quita el aliento. Oliver se esforzara por una nueva oportunidad amorosa en su vida, utilizando como herramienta, la esperanza, el valor y el humor que su padre le legó.  

Beginners, afortunadamente posee una edición muy rítmica y hasta divertida. Utiliza los flashbacks para llevarnos en diferentes tiempos argumentales y así poder ir construyendo una idea plena de lo que el filme pretende. El profundo intimismo que Mills proyecta en su guion y en su dirección, permiten que esta comedia dramática se transforme en una obra pausada, viva, madura y con suma personalidad cinematográfica, que nos habla de cómo la vida —con sus momentos de felicidad plena y de dolor extremo— resulta divertida, enriquecedora y brutalmente necesaria.

Destacable, resulta el deslumbrante guion de Mills. Que plantea dos directrices: relación padre-hijo (Ewan McGregor, Christopher Plummer) y la relación Oliver-Anna (Ewan McGregor, Mélanie Laurent). Ambas articuladas brillantemente para que el conjunto luzca inquebrantable creando una solución de continuación (pese a que ambas se desarrollan en tiempos diferentes). La rotunda sencillez y sinceridad a la hora de trazar estos entrañables personajes, dejan en todo su esplendor el talento de su realizador. Hal de 71 años saliendo del closet y afrontando un estilo de vida homosexual sin caer en los burdos estereotipos del género, me resulta glorioso. Oliver intentando comprenden la moraleja que la vida plantea para él, debido al legado que le dejo su madre y su padre, me resulta increíblemente estremecedor. Y Anna, intentando darse una nueva oportunidad, entregándose al amor y así dejar atrás una vida llena de soledades y dolor, me resulta sumamente conmovedor. Beginners posee un tipo de argumento que cala perfectamente en el público, incluso serias un extraterrestre si no te identificaras con estos puros y transparentes personajes. Momentos hilarantes, diálogos, frases y escenas para el recuerdo e instantes conmovedores, describen con humildad lo que es realmente Beginners.  



Mike Mills  viene siendo la versión diferencial —y masculina— de Miranda July y la versión más oscura y artística de Sofia Coppola. Beginners, pese a ser un filme contemporáneo, posee el exquisito estilismo de los años setenta y la Nouvelle Vague. Desde elegante trazado, comportamiento y química entre sus personajes, hasta la estética representativa del filme —la fotografía, la voz en off y la música melancólica—. Todo ello resaltado por la pausada dirección de Mills que apunta a distinguir y explorar todo detalle.  

Sí bien el filme presenta un perspicaz argumento y personajes trazados con suma delicadeza e inteligencia. Beginners cuenta con un elenco de lujo. Christopher Plummer aborda con maestría y singularidad un personaje desafiante y hasta provocador. Su trabajo borda lo milagroso y demuestra con creces su enorme talento. Pero, no solo Plummer resulta sorprendente. McGregor y Mélanie Laurent consiguen una química prodigiosa en pantalla. Ellos son la pareja del año en cuanto a cine se refiere. McGregor consigue uno de los trabajos más serios y remarcables de su carrera y Laurent, sencillamente consigue que te enamores de su personaje —y de ella. El impacto de este trío en pantalla es realmente alucinante e irrepetible. Jugando e interactuando acordemente con la exquisita música del filme —“La música de negros es triste, porque ellos sufrieron mucho” dice una de sus frases más singulares—. Beginners es un filme pequeño que posee un gran brillo  merecedor de ser explorado y apreciado.

Beginners brillantemente no cae en la cursilería, suprime toda trampa emocional y centra su exploración —con mirada humanista— en la profundidad emocional y en describir con plenitud las tristezas del amor. Un ejercicio intimista, sutil e intensamente nostálgico sobre el afecto y las relaciones interpersonales. De lo mejor del cine norteamericano del 2011. Brillante y conmovedora película.

Nota: 8.0/10

5 comentarios:

daniel said...

Interesante reseña, como siempre, José. Por varios motivos aun no he tenido tiempo de verla, pero sé que me gustará. El tráiler por ejemplo da muchas eséctativas, y no creo que defraude. En general siempre me agrada ver a McGregor y con un nombre de peso como Plummer se puede esperar mucho.
Un saludo.

marichuy said...

A mí me gustó mucho Beginners, fue mucho más de lo que esperaba.lamentablemente, en México pasó sin pena ni gloria por la cartelera.

Los tres personajes y, como dices, las relaciones en paralelo de padre-hijo y Oliver-Anna están muy bien delineados. Es un film emotivo pero nunca lacrimoso.

Saludos

Emilio Luna said...

Me gustó mucho Jose básicamente porque no cae en el melodrama facilón. Es un filme muy atractivo desde todos los ángulos, y ante todo por intérpretes estupendos. Destacando a un soberbio Christopher Plummer.

Un saludo!

Redsnap said...

A mí me resultó extremadamente ñoña.

Carlos Wilson said...

Ahora si concuerdo con usted, una gran película, sentí esa identificación en ciertos guiños, de mis favoritas del año, de verdad te enamoras de Mélanie Laurent.