Copyrights @ Journal 2014 - Designed By Templateism - SEO Plugin by MyBloggerLab

Saturday, November 05, 2011

, ,

Critica ANOTHER EARTH

Share


Titulo: Another Earth / Otra tierra
Director: Mike Cahill,
País: Estados Unidos
Género: Drama. Ciencia Ficción
Guión: Mike Cahill, Brit Marling
Fotografía: Mike Cahill
Música: Fall On Your Sword
Sinopsis: Rhoda Williams, una brillante joven que acaba de ser aceptada en un programa de astrofísica del MIT, aspira a explorar el universo. John Burroughs, un compositor que acaba de alcanzar la cima de su carrera, está a punto de ser padre por segunda vez. Rhoda y John no se conocen, pero la víspera del descubrimiento de un Planeta Tierra duplicado tiene lugar una horrible tragedia que entrelaza y altera de modo irreversible sus vidas.
Trailer: Another Earth

El 2011 se nos reveló como un año de extrañezas cinematográficas y notables reivindicaciones de género. Entre los múltiples y dispares títulos, encontramos los que poseen una envoltura científica y cosmológica. Títulos que reflejan el simbolismo del cosmos y usan a su favor las diferentes vertientes e interrogantes filosóficas y existenciales que representan. En Nostalgia de la Luz, Patricio Guzmán evidencia la notable búsqueda del origen del universo en contrapeso a la búsqueda de un grupo de mujeres que intentan dar descanso al dolor por la perdida. En The Tree of Life, Terrence Malick manifiesta su creencia panteísta, en la recreación del origen del universo, mostrándonos bellas imágenes de la formación y evolución del cosmos, como ley natural de la existencia (la suma de todo lo que fue, es y será). Y en Melancholia, Lars Von Trier asemejaba el miedo por la presencia de un ente cosmológico que pone en peligro la vida en la tierra, con el dolor —depresión, nostalgia y melancolía— que produce el quiebre emocional de cualquier ser humano.  Evidentemente pareciera que este subgénero de la ciencia ficción ha sido utilizado de manera diferente. En el pasado se acudía a él para representar frialdad y enigma por lo desconocido, pero actualmente se ha usado para humanizar de cierta manera o reflejar aflicción por nuestros indicios y por el sitio desconocido que pretendemos explorar y alcanzar, es decir, la simbología de un nuevo comienzo, de una nueva oportunidad y realidad.


 Esto es precisamente lo que pretende y logra Another Earth, precisando una oportunidad en el género de la ciencia ficción para conseguir una notable resolución al sugestivo drama que plantea.

¿Sería mejor la vida si viviéramos en otro planeta?

Es lo mismo que preguntarnos ¿Y si se nos diera una nueva oportunidad y un nuevo comienzo? ¿Seriamos felices si viviéramos en otro sitio y en otra vida?
Todo ser humano consiente, en algún momento de su vida se ha hecho o se planteara estas preguntas. Para Rhoda Williams, el personaje que cubre Another Earth, éstas no representaran interrogantes, sino añoranzas y plegarias. Rhoda provoco imprudentemente un accidente en su adolescencia, que produjo que su destino y el de otros se truncara para siempre. Rhoda tras cuatro años en prisión, sale en libertad aún consumida tanto por la culpa, como por su admiración por la cosmología y la añoranza de una nueva vida. Misteriosamente un planeta parecido a La Tierra —con especulaciones de vida en él— aparece cerca de la órbita terrestre y genera un alboroto mediático y publicitario en la sociedad. Rhoda entablara una cercana relación con un hombre que tiene que ver mucho con su pasado y con el accidente que provoco.

Another Earth, sorprende gracias a su inteligente argumento, ya que utiliza cuidadosa y adecuadamente el género fantástico para saturar la carga emocional y dramática que plantea la historia de esta mujer. Hay más drama que ciencia ficción en la propuesta, y esto para mi es gratificante —aunque para muchos será decepcionante—, ya que aunque exista este ultimo subgénero de por medio, la película respira autenticidad y en ningún momento se percibe ilusoria o inverosímil. Lograr un drama aceptable y sorprendente soportado en un subgénero de ciencia ficción no es nada fácil y por ello Mike Cahill es digno de aplausos y buenas palabras. Pero, esta pieza que se proyecta como futuro filme de culto de especie  indefinible, presenta también notables fallos, principalmente en su arranque y en algunas incoherencias de su edición.


No podemos decir que el filme sea altamente regular, ya que tras un sorprendente inicio, la película decae rítmicamente durante el planteamiento de la propuesta. Considero que el filme logra alzarse nuevamente en el minuto treinta de metraje y su edición consigue en oportunidades despistar la carga dramática, y en otras, sobresaturar esta misma carga con repetitivas inserciones de piezas musicales que en vez de respaldar el lado emocional de la cinta, termina elogiando el vacio que emite algunas interacciones de su protagonista. Estos fallos son pequeños pero claves para determinar el verdadero poderío cinematográfico de la película.  

Técnicamente interesante, sobre todo por el uso de los efectos visuales que resultan solventes pese a que se trate de una cinta independiente y por ende, con un escaso presupuesto. La fotografía se presenta sobresaturada y subrayada digitalmente, algo  oportuna al planteamiento fantástico que propone. La banda sonora es absolutamente irregular, las diferentes piezas musicales jamás consiguen una armonía entre ellas, y pareciera que se tratara sólo de una aglomeración de diferentes piezas dramáticas con unas tantas de ciencia ficción.

Ejercicio de estilo, claridad y acción a la mayor gloria del acierto expositivo de su director —aun imperdonable por su pavorosa opera prima King of California— cuyo trabajo en este atípico experimento, resulta reivindicador y agraciado. Another Earth se revela como una agradable anomalía dentro de las tradicionales formulas de la ciencia ficción, singularizado en la intromisión de un segundo plano argumental que data sobre el duro peso de la culpa, el auto perdón y la búsqueda de la redención. Como un cruce intermedio entre la sombría belleza de 21 grams (2003) y la extrema sensibilidad y elegancia de Gattaca (1997). Una singular y atípica película. Pese a sus pequeños fallos, es una grata sorpresa.

Nota: 6.5/10

6 comentarios:

ArturO said...

Excelente critica José, sobre una pelicula con mucho potencial y que se quda a tres cuartos; aun así es digna de ser vista. analizada, y tratada por varios visionados. Muy deacuerdo con lo de su BSO a veces no pega con las imagenes pero bueno jajaj
Saludos!!

Giancarlo Verástegui said...

Aquí se estrenó hace un mes, pero (increíblemente) duró sólo una semana en cartelera y no tuve oportunidad de verla. Espero poder recuperar pronto el dvd por que la cinta de Mike Cahill me parace sumamente ineresante.

No veo la hora de escuchar el disco de David Lynch(y por lo que veo te gusto mucho), tendré que esperar aún dos días para tenerlo finalmente en mis manos, ya te sabré decir.

Un abbraccio e tanti saluti José.

Marco L. Méndez said...

Cómo me costó encontrarla, varios hallazgos en falso me mermaron el interés. Pero había que encontrarla, no todo lo bueno que llega a Sundance se ve en los videoclubes de aquí y menos en exhibición. Nula prácticamente o con considerable retrazo.

Creo que la reinvidicación de la ciencia ficción no radica en grandes presupuestos para efectos especiales, sino en argumentos que ahonden en la escencia humana con la tecnología o el universo de por medio. En ese punto Another Earth puede ir muy alto sobre muchos títulos con mayor publicidad o presupuesto.

........

PD: Sabes Barriga, di con su blog al llegar (mediante google) a una crítica que le hizo a Distrito 9 hace bastante tiempo. No voy a hilar muy fino, solo basta decir que me dí la idea de alguien pedante con pretención de crítico que se imponía por encima de la película y de algunas cosas incluso.

Aunque suelo ser voluble en defender películas que valoro, no sería muy correcto juzgar drásticamente a un bloguero solo por un comentario imparcial. Tuve la paciencia y curiosidad de ir ojeando tanto entradas pasadas como las que iban llegando. Su blog entonces pasó de ir comentando lo que nos receta Hollywood a películas buenas de cualquier parte del globo que no suelen tener mucha publicidad, aunque valen la pena verlas. Comencé entonces a tener mejor imagen de José Barriga.

Hay quienes dicen que uno al irse por películas exóticas en idioma o país igual juega de pretencioso con los demás. Hay casos que sí y otros no. El punto Barriga es que debo reconocer que muchas de las buenas películas que se hacen reciente (como Another Earth) y otras ha sido por darme la vuelta aquí y tomar nota.

Así que no deje de recomendar esos títulos que despietan curiosidad y que a la larga terminan valiendo la pena.

Saludo.

panccio said...

sentimientos encontrados, a mi gusto.
la historia es muy original y hay escenas excepcionales... pero deficiencias en direccion y una camara a veces inmadura no me dejaron disfrutar la pelicula como hubiese querido.
creo que un 6.5/10 le queda bien, aunque tenia el potencial de ser un 8 o mas.

saludos!

Anonymous said...

Menudo zurullO de pelicula e perdido el tiempo no abla de naDaaaaa de la otra tierra no es ciencia fu ion ni es nada

Anonymous said...

Se supone que el tipo viaja a la tierra 2 a ver si tiene otra oportunidad de estar con su "otra" mujer. Pero en ningun momento se dice como el tipo va a lidiar con su otro yo en el otro planeta. Eso no queda resuelto