Copyrights @ Journal 2014 - Designed By Templateism - SEO Plugin by MyBloggerLab

Thursday, October 20, 2011

Critica NOSTALGIA DE LA LUZ

Share


Titulo: Nostalgia de la luz (Nostalgie de la lumière)
Director: Patricio Guzmán
País: Coproducción Francia-Alemania-Chile
Género: Documental. 
Guión: Patricio Guzmán
Fotografía: Katell Djian
Música: Miranda & Tobar
Reparto:
Sinopsis: Nostalgia de la luz es un film sobre la distancia entre el cielo y la tierra, la distancia entre la luz y los seres humanos, y las misteriosas idas y vueltas que se crean entre ellos. A tres mil metros de altura, los astrónomos venidos de todo el mundo se reúnen en el desierto de Atacama para observar las estrellas en el Norte de Chile. Aquí, la transparencia del cielo permite ver hasta los confines del universo. Abajo, la sequedad del suelo preserva los restos humanos intactos para siempre: momias, exploradores, mineros, indígenas y osamentas de los prisioneros políticos de la dictadura. Mientras los astrónomos buscan la vida extraterrestre, un grupo de mujeres remueve las piedras: busca a sus familiares.


¿De dónde venimos? ¿Dónde estamos?  ¿Hacia dónde vamos? Son algunas de las preguntas incesantes que se hacen los astrónomos con motivo de su profesión. Aunque claramente todo ser viviente en algún momento de su vida, se ha hecho y se hace constantemente estas preguntas. Los astrónomos miran al cielo con sus potentes instrumentos, en búsqueda de una reconstrucción del pasado (el origen absoluto). Los arqueólogos estudian los restos materiales en contextos especiales para poder comprender los cambios en la organización social y el comportamiento humano en el pasado. Como ellos, muchas disciplinas científicas se basan en ésta rediscusión del pasado hecha desde el presente, que les va a permitir deducir efectivamente, de dónde venimos, dónde estamos y hacia dónde vamos. En el excepcional documental chileno Nostalgia de la luz, vemos como estas dos ramas científicas aparentemente desiguales viven en un mismo territorio, en el inmenso y árido desierto de Atacama. La ciencia de todo el mundo, se enamoro del cielo y del desierto de Atacama, ya que no existe en él ningún grado de humedad; por ende, es el mejor lugar en toda la tierra, para que los científicos puedan introducirse en el pasado.

LA PUERTA HACIA LA HISTORICIDAD Y LA ESPIRITUALIDAD DEL PASADO.

Patricio Guzmán entrega con Nostalgia de la luz, un profundo documental que viene a repensar hondamente muchos de los aspectos que determinan la sociedad chilena contemporánea. Guzmán centra su mirada en el desierto de Atacama, lugar en donde se puede respirar la nostalgia de un grupo de personas que con diferentes motivos van en búsqueda de sus orígenes. A primera instancia el documental puede parecer un ensayo meramente científico, pero Guzmán fiel a sus propósitos, introduce un tercer vértice a este polígono narrativo. Se trata de la historicidad de su país que aun trata de ubicar respuestas tras la dictadura de Pinochet.  De este modo, y para dar paso a la absoluta transparencia, Nostalgia de la luz trata y logra exponer sin artificio,  los diferentes motivos que envuelve todo lo que se encuentra en el imponente desierto, todo lo que el gran astro con su luz logra envolver; desde los arqueólogos que trabajan arduamente para recolectar señales en las rocas, los astrónomos que exploran el puro e inmenso cielo chileno para diseñar un pasado más lejano, y las mujeres que aun buscan los huesos de sus maridos que fueron enterrados y esparcidos por el desierto durante la dictadura.

Es por ello que Nostalgia de la luz es un documental notable, ya que logra sin grandes ínfulas de supremacía, mezclar de una manera tan genuina, tan comestible y tan humana, aspectos que a simple vista resultan disconformes. La elegante y sutil dirección de Guzmán, que atiende olvidados principios artísticos del género, se basa en ir explorando cada una de las vertientes tratando de unificarlas e ir descubriendo la nostalgia que irradia cada uno de sus propósitos.  Los arqueólogos opinan sobre la astronomía, los astrónomos establecen sus similitudes con la arqueología, las mujeres en su ardiente búsqueda exponen sus deseos frustrados en cuanto a la ciencia (“Ojala los telescopios no miraran solo al cielo, sino que pudieran traspasar la tierra para poderlos ubicar.” dice una de ellas)  y a su vez, todos ellos sumergidos en esta coyuntura histórica que los ha determinado, tocan la herida de un país que al parecer no ha trabajado su pasado y que se encuentra todavía inmovilizado por el golpe de estado

Nostalgia de la luz, consigue lo que otros documentales jamás intentan, logran encantar incluso a un público no oriundo de este género. Incluso si no eres chileno, o no sabes mucho de su historia, el documental logra fascinar con su imponente radiografía y su emblemático sentido de la exploración. Además como su titulo lo indica, esta obra cinematográfica resulta rotundamente nostálgica gracias a sus sinceras entrevistas (la de las mujeres me resultan estremecedoras), lo inteligente que resulta su narración, y lo melancólico de su argumento que nos dice que el pasado se niega a desaparecer. Preciosa metáfora que puede ajustarse a cualquier hecho histórico, a cualquier rama científica y a cualquier ente pensante.

“Creo que la memoria tiene fuerza de gravedad, siempre nos atrae. Los que tienen memoria son capaces de vivir en el frágil tiempo presente. Los que no tienen, no viven en ninguna parte.” Patricio Guzmán.

Nostalgia de la luz, un trabajo de orfebrería que viene a rediseñar un género que se creía perdido en los cansinos temas bélicos contemporáneos. Un trabajo critico, analítico, sincero, profundo y sobretodo, deslumbrante, que hará que más de uno recuerde y vuelva a analizar temas que creíamos olvidados en el pasado. Para los degustadores de documentales nutritivos que afloran el pensar, Nostalgia de la Luz es además de una cita ineludible y necesaria, una dosis de aflicción y de buen cine.   Imprescindible.

Nota: 8.0/10

2 comentarios:

Marco L. Méndez said...

La oí mentar hace un tiempo y ahora que la mencionas la voy a buscar para verla. Parece un buen complemento luego de ver la última de Malick (que ha sido la única que he visto en el mes), en lo que se refieren a temas cósmicos.

Luego paso.

Marco L. Méndez said...

Me dió mucho para divagar, más tratándose de estos temas del que soy muy curioso desde que tengo memoria. Tal punto que escribí una entrada en mi blog.

Buen aporte, saludos.