Copyrights @ Journal 2014 - Designed By Templateism - SEO Plugin by MyBloggerLab

Friday, February 26, 2010

Recomendación del blog.

Share
Película recomendada: 21 GRAMS

 
País: Estados Unidos
Año: 2003
Director: Alejandro González Iñárritu
Guión: Guillermo Arriaga Jordán
Reparto: Naomi Watts, Sean Penn, Benicio del Toro, Charlotte Gainsbourg, Melissa Leo…

Sinopsis: Una historia de esperanza y humanidad, de elasticidad y supervivencia, que explora las fuertes sensaciones emocionales y físicas de tres personajes: Paul (Sean Penn), Gato (Benicio Del Toro), y Cristina (Naomi Watts) unidos por un accidente inesperado que hace que sus vidas y destinos se crucen, en una historia que los lleva al amor y la venganza. 21 gramos hace referencia al peso que perdemos cuando morimos, el peso llevado por los que sobrevivan. 



Opinión personal:
¿Cuántas vidas vivimos? ¿Cuántas veces morimos? Dicen que todos perdemos 21 gramos en el momento exacto de la muerte, todos. 21 gramos el peso de 5 monedas de 5 centavos, el peso de un colibrí, de una barra de chocolate. ¿Cuánto pesan 21 gramos?
Ya muy nombrada y conocida por todos –el que no se haya entregado que lo haga ahora-, la cinta de Iñárritu, esta concebida, pese a su anatomía, como un filme de esperanza y redención, que es la que experimentan los personajes al final. 21 Gramos, como lo hicieran satisfactoriamente otras pocas cintas, habla sobre la perdida humana, y con está, la perdida de cualquier tipo de integridad emocional. Tres seres heridos emocionalmente, movidos por sus propósitos de descubrimiento, venganza o sanación, chocan por efecto de la gravitación natural, obteniendo como resultado, algo realmente digno y doloroso de ver en pantalla. 21 Grams es cine en estado puro, la sensible mirada de Iñárritu y la pluma amarga de Arriaga, plasman en este film algo tan soberbio que es imposible de explicar. Tres personajes, tres historias, tres dolores diferentes se entrecruzan por esa impermeable  capa que nos rodea llamada vida, el resultado es algo tan complejo como reflectivo, editada de manera que el espectador asuma realmente su posición.

La vida debe continuar con o sin Dios.
 21 Grams es un viaje al interior de sus personajes, un travelín que plantea preguntas sobre el fanatismo, la vida, el perdón, el destino y la salvación. Una obra maestra un tanto incomprendida, que ahonda en temas y situaciones que otros realizadores desearían omitir. 21 GRAMOS ES CINE CONTEMPORANEO EN SU MAS ALTA EXPRESIÓN.




Disco Recomendado: Charlotte Gainsbourg – IRM (2009)

Este genial álbum fue concebido partiendo de la experiencia sufrida por Gainsbourg, luego de un derrame cerebral producido por un accidente de esquí. IRM: "Imagen por Resonancia Magnética" -luego de aquel roce con la muerte- surgieron ideas diversas en su cabeza guiada por el contraste entre la vida y la muerte. Habemos muchos que nos vemos fascinados por esos ideales, entre ellos BECK que muchas veces en su trabajo como artista toma dicha temática. Acá es el director orquestal, el productor omnipresente, música, líricas (excepto una) y coros estuvieron a cargo de él. Para nadie es un secreto las virtudes artísticas de Gainsbourg quien se da el lujo de bailar libremente por la mayoría de las artes: actriz, guionista y demás, derrochando talento, representando  la raza artística proveniente de sus padres, grandes personajes que  gozan de respeto y admiración en su país natal. Así como se ha dejado dirigir por grandes genios del séptimo arte, en lo musical no ha sido excusa anteriormente ha trabajado con AIR  y ahora se deja llevar por la mano sabia de BECK, adentrándose en diversas tierras a su antojo y saliendo airosos de dicha experimentación. Sabemos que el talento de BECK es incalculable, este se da el lujo de follar cualquier estilo o género musical y hacerlo suyo a su antojo; de ella su característica polifacética le ha permitido crear voces esplendidas, construir personajes, formar matices diversos  con tan prodigiosa garganta y artística esencia. Instrumentalmente es un álbum magnifico tan sencillo pero tan diverso solo BECK puede acoplar tantos ritmos y experimentación, atrayéndonos, con sus sonidos orgánicos y acústicos, contrastándolos a la vez con tonadas electrónicas, marcando un  sonido retro pero vanguardista y aderezándolo además con tonadas orquestales. Líricamente majestuoso igualmente sencillo pero sagaz, mordaz, optimista, poético, con aires de humor negro en total sincronía con la temática fundamental del álbum “la experiencia con la muerte” - El cielo puede esperar y el infierno está muy lejos- dice un verso de un tema endiablado con una tonada POP adictiva. Vocalmente atrayente y sublime;  Charlotte posee una de las mejores voces femeninas, es diversa pero seductora, hipnotizante, casi una experiencia sexual. Al escucharla te dejas llevar hacia algún sitio desconocido, tu lengua se inquieta porque quiere conseguir una compañera para jugar, más aun al cantar en francés, espléndida se expande y  juega con diversas texturas en la totalidad del álbum, quieres que forme parte de tu vida, te calma, te relaja, te deleita, juega contigo,  te hace sonreír, te excita, te hace sentir temor, te desconcierta, te abraza, así de variada es en este trabajo, para mi demuestra una evolución en comparación a sus pasados discos. Su presencia en directo o en vivo como decimos mucho es la gota que derramo el vaso, se rodeo de una banda poderosa y con personalidad, sabemos que para que un artista sea seleccionado por BECK tiene que tener un tremendo talento, así son sus compañeros en escena, talentosos dejándose guiar por la batuta vocal  de nuestra dama, quien derrocha como siempre una presencia sencilla e impactante, aunque que esta vez dibuja mas poderío escénico. En conclusión IRM desde el principio te produce un gusto desconcertante  a la media hora ya estas atrapado en semejante experiencia sonora no te suelta hasta el final por el simple hecho de que no hay más que escuchar. Te calmas suspiras y repites las tonadas que te llamaron más la atención, luego lo dejas todo sin parar.  



Bergier Fuentes

5 comentarios:

Xavier Vidal said...

Qué gran disco! Genial reseña de IRM. 21 gramos, aun siendo buena, me sigue pareciendo la peor parte de la trilogía de Iñárritu.

Espero tus notas del cinranking oscar. Saludos!

George Fumo said...

Me gusta Beck, me gusta Gainsbourg, pero aun no escucho IRM, prometo buscarlo en los próximos días, con una reseña tan completa como esta las expectativas vuelan por mi cabeza.

21 Gramos una película dolorosamente deslumbrante y oscuramente luminosa. Grandes recomendaciones.

Geordi-Costa said...

Ademas de criticas profundas a películas, veo que ahora publicas análisis apasionantes de discos. Genial. La música no hay que escucharla hay que sentirla vivirla dejarse estimular por ella, y eso lo consigue en tu colaborador. Me uno a Xavier: Gran reseña. A tomar nota, porque ya viene siendo hora de que vea 21 gramos.

Yess said...

"21 Grams" es la obra maestra de Iñarritú, superior a la proeza social y emocional de "Amores Perros", y considerablemente mayor a esa rareza cuasi-fallida llamada "Babel".

Siempre he dicho que para comprender lo que significa un actor, "21 Grams" es como la biblia de todo histrión, una lección de interpretes viviendo en carne vivo y como nunca podría vivirse los dramas mas simples y demoledores que puedan exponerse. Para muestra, sentó a Del Toro, Penn y la hermosa, inconmensurable Watts como grandes actores de caracter.

A la Gainsbourg no le niego nada, caso raro de mujer-orquesta que todo lo hace bien: igual actuar, que escribir, que cantar, que librarse de la sombra de su brillante y cojonudo padre. En el 2009 no solo se apuntó a "Antichrist" para la inter´pretación mas contestaria en muchos años, sino que hace un album tan precioso, hipnótico y lúdico como "IRM", que supera todos los baches y trabas de "5:55". Ya no aguanto por el prócimo, ni por la siguiente visita a una pantalla donde la Gainsbourg flipe.

Saludos!! XP

pender said...

Estoy de acuerdo con Yess, la mejor de Iñárritu es 21 gramos, un peldaño por encima de amores perros y bastante mejor que babel, que sin llegar a ser mala me decepcionó bastante.
Espero con ansias su nuevo film, Biutiful, con Javier Bardem.
Un saludo!