Copyrights @ Journal 2014 - Designed By Templateism - SEO Plugin by MyBloggerLab

Thursday, October 22, 2009

2009: UN PROPHÉTE / A PROPHET (Jacques Audiard)

Share

A Prophet una película fuera de lo común, simbolizada por la cada vez menor diferencia entre el interior y el exterior de la prisión, a la imagen y semejanza del trabajo de Audiard, que explora con excepcional maestría las fronteras entre los géneros cinematográficos.



Argumento

La historia, que se desarrolla a lo largo de cinco años, relata la iniciación y el ascenso del criminal Malik El Djebena (interpretado por Tahar Rahim, una auténtica revelación), un francés de origen magrebí de 18 años que es condenado a seis años de prisión por violencia. Sin familia, analfabeto, tan aislado entre rejas como fuera de ellas, el joven se ve obligado a cometer un asesinato (“¿Crees que vas resistir durante mucho tiempo sin protección?”) por encargo de César Luciani, el padrino corso de la prisión (un excelente Niels Arestrup). De los talleres al paseo, del locutorio a la cárcel, pasando por los ajustes de cuenta, los tráficos y otros permisos de salida: la película elabora un retrato casi documental de la violencia cotidiana de la vida en la cárcel.



Sobre UN PROPHÉTE

Apoderarse del cine de género carcelario y transportarlo a una obra compleja que incorpora además un potente realismo, el sensible retrato de un ser humano y una sutil interpretación metafórica de la sociedad. Esto es lo que ha hecho Jacques Audiard con A Prophet. Apasionante a lo largo de sus 149 minutos, se revela una película de una extrema riqueza, desde un guión muy sofisticado (el realizador trabajó durante tres años junto a Thomas Bidegain, basándose en un texto original de Abdel Raouf Dafri y Nicolas Peufaillit) a una dirección brillante que utiliza una amplia paleta técnica, pasando por el ritmo del montaje, el importante trabajo con el sonido y una banda sonora compuesta por el talentoso Alexandre Desplat. Un trabajo de orfebre para un cineasta que se convierte en un maestro del arte de la inmersión y que da a la tensión narrativa y a la acción pura de la “película de gánsters” la densidad de una artesanía de la inteligencia.


Entrevista a JACQUES AUDIARD (Director)


El cine ambientado en cárceles es casi un género en sí mismo. ¿Cómo conseguiste evitar los esterotipos y obtener este impresionante realismo?
Hoy día, cuando se quiere hacer una película sobre la cárcel en Francia te encuentras con dos obstáculos. El documental, que va hacia la crónica social y que no me interesaba, y la influencia de la imagen creada por las series estadounidenses, con arquetipos que no nos pertenecen. Visitamos muchas prisiones para buscar nuestro decorado, pero eran o demasiado antiguas o era imposible rodar allí. Entonces decidimos construir el decorado. Eso fue algo muy importante, ya que la película apareció en ese momento. No era un estudio con techos y paredes móviles, sino un decorado fijo. El realismo llega por sí solo cuando entras en una prisión cada día.


¿Cómo inició su relación con la historia?
Es un guión que me había sido ofrecido por Abdel Raouf Dafri y Nicolas Peufaillit y que trabajamos con Thomas Bidegain. No quería hacer un análisis sociológico, sino tratar medios mafiosos creados en la cárcel, entidades bastante cerradas, difícil de penetrar. También me parecía interesante hacer una historia con lenguas e idiomas diferentes (el corso y el árabe) que cierran los grupos, les dan un aire misterioso. Surgió la idea de un ambiente criminal con miembros antiguos y nuevos, de otras culturas. El personaje del Profeta anuncia este nuevo prototipo de criminal. No es un psicópata, es inteligente y casi angelical. Otra cosa que me interesaba era tratar la prisión como una metáfora de la sociedad. Al cabo de un cierto tiempo, el interior y el exterior de la prisión se convierten en una sola cosa y lo que se aprende dentro sirve fuera. Quería crear un personaje cuya única posibilidad fuese aprender dentro de la cárcel algo que podría utilizar fuera. Es también un personaje bastante virgen que encontrará su identidad dentro de una comunidad, una cuestión que nunca se había planteado antes.


A Prophet es una película de género, aunque no pura, ya que introduce elementos oníricos o propios del cine fantástico.
Quería hacer una película de género con rostros desconocidos, a excepción de Niels Arestrup. Una especie de película de vaqueros, como El hombre que mató a Liberty Valance pero sin John Wayne. Las escenas oníricas y el elemento fantástico del fantasma daban vida interior al personaje de Malik, abordar más allá de las escenas de situación lo que tiene en su cabeza cuando la puerta de su célula se vuelve a cerrar. Me gusta mover las líneas. El cine ya no debe utilizar solo una herramienta legada por el pasado. Hay por ejemplo una mezcla entre el filme tradicional y el sistema digital que implica que la percepción y la restitución del mundo son inevitablemente diferentes.


Premios


2009: (Gran Premio del Jurado) Festival Internacional de Cannes



Criticas


"Te tiene en estado de hipnosis (...) La violencia de esta película no lleva tramposos adornos sino que hace daño al espectador. (...) te fascina y te da miedo." (Carlos Boyero: Diario El País)


"Un drama carcelario libre de empeños, esquematismos, gestos manidos (...) para no perder el tiempo en adjetivos: una obra maestra (...) entre 'Scarface', 'Le trou' y 'The Wire' (...) Señoras y señores, esto es cine." (Luis Martínez: Diario El Mundo)



Trailer



2 comentarios:

Sean Bauer said...

Drama carcelario + realismo cuasi documental + Cannes: Lleva todo los ingredientes para ser un sabroso plato, difícil de digerir. Pero se hará.
Y la puesta en escena de Niels Arestrup pinta muy, muy bien.

Tengo muchísimas ganas de verla.


P.D.: G.I., no te pierdas este domingo el desglose del trailer de Inception, que se que te puede interesar.

Un abrazo

redna said...

Magnifica seccion. Que ganas de ver este film jajajaa. Tengo la corazonada que me va a gustar mas que Un cuento de Navidad y La clase jajaa.

Saludos