Copyrights @ Journal 2014 - Designed By Templateism - SEO Plugin by MyBloggerLab

Monday, May 11, 2009

CANNES 2009 En competición

Share

Visage, de Tsai Ming-liang

Inspirado por la obra de François Truffaut, el film nace de la invitación que Catherine Derosier-Pouchous (directora del Departamento de Artes Audiovisuales del Museo del Louvre) brindó a Ming-liang hace prácticamente dos años, abriéndole de par en par salas cerradas al público así como mobiliario que jamás había sido expuesto. No en vano una proposición similiar a la que el Museo de Orsay lanzó a Olivier Assayas o Hou Hsiao-hsien. En cuanto al argumento, la película se centra en un director taiwanés (Kang-sheng) que prepara en la capital francesa una delirante adaptación de la espeluznante historia de Salomé (a la que da vida Laetitia Casta), la hijastra de Herodes que exigió la cabeza de Juan Bautista (Léaud). Ardant interpreta a la productora del proyecto mientras que Moreau aparecerá en sus sueños como musa.La francesa JBA Production, la taiwanesa Homegreen Films, la holandesa Circe Films y la belga Tarantula son las compañías que han financiado el décimo largometraje del cineasta de Kuching. "Face" ha sido adquirida por Fortissimo Films, que a la espera de su estreno en Cannes ha ofrecido un avance en el European Film Market de la Berlinale junto a otra de las grandes apuestas de la compañía para 2009, "Nymph" de Pen-ek Ratanaruang. Tsai Ming-liang obtuvo en 1998, el premio FIPRESCI por “Dong”, si muchas expectativas se espera el trabajo de ese curioso director.



Inglorious Bastards, de Quentin Tarantino

La película, protagonizada por Brad Pitt y Eli Roth, Helen Kruger entre otros esta ambientada durante la Segunda Guerra Mundial y muestra como un grupo de comandos norteamericanos se infiltran en la Francia ocupada por los Nazis para atacar blancos estratégicos. Quentin Tarantino se ha empeñado en ser distinto, en volver a la cumbre, porque ya sabe que ha sido anquilosado en un papel de director pulp, sangriento y de acción fogosa, de la que no le va a ser fácil salir, parece que se hace mayor y quiere premios, reconocimiento del de los que manejan el cotarro, y trata de conseguirlo de la manera que siempre ha sabido, sorprendiendo con otra perspectiva. Debido a las capacidades que tiene tengo que ser más duro que con el resto, así que mi nota es la de un estupendo amante del cine que cuando tiene que comprar la entrada para esta película no se fía, sabe que se va a divertir, que las dos horas pasarán volando, pero por otro lado sabe que será un engaño de nazis con palomitas. No puedo tomarme demasiado en serio esta película en serio y la tomo entonces como una comedia de nuevo estilo, trillando el tema de la esbástica para acercar de forma interesante al gran público a una historia que rozará el talento de los hermanos Coen, peinará la mejor de las direcciones del propio director pero terminará por parecer estar fuera de contexto, porque la misma se podría hacer en otras circunstancias de cualquier barrio de gente cabreada del mundo sin la excusa de la Segunda Guerra Mundial. El director no es un extraño en el famoso festival donde en 1994 gano la palma de oro por Pulp Fiction, el film que lanzó su carrera y lo convirtió en un cineasta de culto reconocido internacionalmente. He de esperar que la victoria esta vez no sea para él, pero la curiosidad sobre buena cosecha de críticas es notoria. Seguro el film será alabado por los seguidores del director, yo por mi parte esperare a verla para hacer mi crítica subjetiva.



BakJwi, de Park Chan-wook

Es imposible hablar del cine coreano sin mencionar a Chan-wook Park: posiblemente el director más reconocido de aquel país del oriente, es responsable de algunas de las cintas más representativas de la cinematografía mundial de los últimos años, responsable de la extraordinaria trilogía de venganza de Sympathy for Mr. Vengeance, Old-boy y My Lady Vengeance. Y no hay casi ningún festival que se haya quedado ajeno a su magia, con participaciones en Venecia, Berlín, Bangkok, Bergen, Seattle, Rotterdam, entre muchos otros. Y Cannes no le ha quedado ajeno: en el 2004 participó en selección oficial con Oldboy, ganando el gran premio del jurado. Bakjwi, en inglés Thirst. Protagoniza Song Kang-ho (lo vimos hace poco en The host) en una historia de un sacerdote que, luego de un experimento científico fallido se verá convertido en un vampiro sediento de sangre. “Es una historia de vampiros. Pero es también más que eso. Es acerca de la pasión y un triángulo amoroso. Creo que es único porque no es sólo un thriller y no sólo terror, pero una historia de un amor ilícito a su vez”, dijo el director sobre el proyecto. Y esto queda muy claro, ya que el sacerdote sediento de sangre irá tras de la mujer de un amigo violando sus votos de castidad. Muy atentos a Park Chan-wook, podría dar la sorpresa con el titulo a mejor director en esta edición.




5 comentarios:

Xavier Vidal said...

Todos los bloggeros están muy emocionados con lo nuevo de Tarantino, pero les pediría cuidado: Huppert no premiará a Tarantino ni por muchas copas que se tome en las fiestas nocturnas del festival.

Ming-Liang me gusta, pero no lo veo en el palmarés. Me encanta Sympathy for lady Vengeance (más incluso que Old Boy) y creo que Wook merece algún laurel. Ya veremos: la peli promete.

Felicidades por tu post triple, jj.

Saludos!

Roke said...

Yo soy uno de los blogueros de los que habla Xavier, pero tranquilo, yo lo que realmente espero de Inglorious Basterds en Cannes son las primeras críticas así que si no está presente en el palmarés no será una desilusión ni mucho menos (aunque molaría, claro está). Yo desconozco muchísimo de Cannes, así que no soy capaz de establecer ninguna predicción, aún así, Tarantino tiene mi (insignificante) apoyo.

Saludos!

Javi Triunviro said...

Hombre, esta claro que en Cannes lo tiene dificil (en 1992 dicen que le hizo ganar el mejor director de la actualidad, Clint Eastwood), pero noto cierto resquemor de la gente que le gusta el cine de culto hacia Tarantino.

Un saludo

Anonymous said...

Adoro el cinema de Tarantino. Me encanta cada una de sus películas y, como dice Javi, creo que lo tiene muy difícil. Y no por falta de calidad, ya que creo que es un (muy) buen director y aún mejor guionista, pero su cinema, considerado ya de culto, es despreciado por todos aquellos que no comprenden que se puede ser comercial, homenajear a las películas cutres y a la vez hacer cine de mucha calidad.

Inglourious basterds no me parece, ni de lejos, una sucesora de Pulp Fiction (que para muchos, no para mí, es su obra cumbre), pero a los que la esperan, deberían saber que, muy posiblemente jamás habrá tal. Puede ser que, en un destello de madurez, Tarantino rode el equivalente a "Érase una vez en America" de Sergio Leone, pero quizás "Pulp Fiction" fue ese equivalente. Tarantino es subjetivamente el mejor director vivo. Pero él no quiere hacer una sucesora a Pulp Fiction, porque entre sus películas favoritas no se encuentra "Érase una vez en América", pero sí "El bueno, el feo y el malo".

Reservoir Dogs, Pulp Fiction Jackie Brown, Kill Bill y Death Proof. Todas ellas son tan diferentes entre sí que sólo hay un adjetivo para describirlas. Y éste es tarantinianas.

Victor P said...

Tarantino es solo un director pintoresco, y nada más. Sus ultimas peliculas me resultan chocantes y repetitivas, habra que ver como es esta nueva PULP FICTION 2. a ver si el director se nos pone esta vez serio, o por el ocntrario se sigue homenajeando a él mismo. Victor P