Copyrights @ Journal 2014 - Designed By Templateism - SEO Plugin by MyBloggerLab

Friday, August 06, 2010

Critica J’AI TUÉ MA MÈRE / I Killed My Mother

Share
País: Canada
Genero: Drama biografico.
Director: Xavier Dolan-Tadros
Guión: Xavier Dolan-Tadros
Reparto: Xavier Dolan-Tadros, Anne Dorval, François Arnaud

Critica:
Nota: 7.5/10
Querido Hubert: Eres un pez de aguas profundas. Ciego y luminoso. Nadas en aguas turbulentas con la rabia de la era moderna, pero con la frágil poesía de otros tiempos. Justo después de tu partida, me telefoneó mi padre, me dijo: ¨Sí, soy yo. Te llamaba para tener noticias¨. Diez años de silencio, diez segundos de ruido. Reconozco lo absurdo de la vida.
Mucho tuvo que haber influido la relación de Xavier Dolan con su madre, para conseguir una obra cinematográfica tan inconfundible como está. Todos estos tipos de directores que presentan una personalidad artística –algo obsesiva- referida a un tema en específico; crecieron y evolucionaron en medio de una historia, en medio de una coyuntura histórica, social y emocional que hace que los determine y los inspire, ya que esta influencia que se percibe en la gran pantalla no emerge del determinio en la modalidad del determinismo inapelable.  Xavier Dolan aparece en el entorno cinematográfico, desde su exitosa primera presentación en el Festival de Cannes, donde fue triplemente galardonado gracias a su opera prima titulada  J'ai tué ma mère (Yo mate a mi madre). El debut de este director, se centra en la historia de un adolescente que desarrolla poco a poco un odio visceral hacia una madre retrógrada y culpabilizante. Todo en ella le irrita, desde su comportamiento vulgar hasta su vestuario de mal gusto. Pero por mucho que el muchacho le inunde de reproches, ella finge indiferencia o se abandona al juego de la reprimenda, el tiempo de estallar y pronto olvidar. Cuando abordamos el análisis y evaluación de esta película, es innegable dejar aun lado el hecho de que este joven artista haya escrito, producido, dirigido y protagonizado su opera prima -me estoy dispersando, pero es un disperse interesante-; acto que eleva el merito a recibir ya que ante tal evidencia, tratamos con un caso raramente visto en estos tiempos y tempestades; mejor aun, si el resultado final es algo como J'ai tué ma mère

Xavier Dolan-Tadros parte de las fuerzas inspiradoras de una relación turbulenta y cruelmente degradante, entre un hijo y una madre que nunca terminan de entenderse. Una personificación audaz que se vez plasmada en la gran pantalla con suma destreza y habilidad, gracias a la gran perspicacia y pseudo originalidad del realizador, quien imprime sus dotes artísticos y le da cierta relevancia a la hora de dirigir esta película. En J'ai tué ma mère uno ve las diferentes facetas de Xavier Dolan, y es justo de esta manera como debe ser analizada y explorada una obra de tal formato.  

J'ai tué ma mère: EL ESCRITOR

Xavcier Dolan plasma su pensamiento en un guión relativamente osado pero analítico y hasta incisivo. Acreditado ante el repudio de seguir la norma y el tópico social de un amor inmaculado por la madre que le trajo al mundo, Dolan dice y grita literalmente el aborrecimiento que siente por ella; por ese ser que jamás lo comprendió y ni intenta hacerlo,  ese ser denso y banal que justo él califica como solo un medio para entrar a este mundo. Esta situación, que puede resultar estremecedora para los afectos de las “buenas” morales, nace estrictamente de pasados problemas y riñas a los que hay que adentrarse de manera intuitiva ya que en pantalla incluso se percibe una madre aparentemente normal, con traros, valores y virtudes normales. Dolan consigue un guión original, que se nutre mediante la modalidad del falso documental, gracias a monólogos en blanco y negro que proporcionan información y que finalmente servirá para darle otro rumbo a la resolución final.  Aunque se añora una mayor cualidad de profundidad y análisis, y se lamenta el ablandamiento final ante la propuesta, el guión de esta película convence y le da la oportunidad a su creador de desempeñarse como todo un artista detrás de cámaras, especialmente en la realización.

J'ai tué ma mère: EL REALIZADOR

Xavier Dolan quiso que su película fuese sumamente artística y hasta vanguardista. Aparentemente lo es, pero no se puede negar su fuerte inspiración en el movimiento de cámara de Van Sant, la agudeza musical de Wong Kar-wai y el poder de la palabra de Almodóvar. El resultado final es interesante y permite al espectador visionar una obra fresca y magnética. Desde los títulos iniciales hasta el minuto 50 se percibe la opera prima de un realizador con mucha personalidad y calidad que pretende instaurar su firma (pese a sus influencias), pero desde el minuto 50 hasta el desenlace la película consigue una agudeza y un grado de sensibilidad realmente notable; poesía, lírica y dolor consiguen su antitesis y  transmutación en un estupendo clímax final digno de todo un veterano del cine transgresor y de la palabra. Por lo tanto Dolan se centra en trabajar más la forma de cómo contar o presentar su argumento, que en la profundidad o la explotación misma del argumento Hecho que convierte a esta opera prima, en una película semi-irregular, cuyos defectos se ven perdonados gracias a todas las grandes virtudes que posee.  Xavier Dolan consigue una opera prima exitosa, y se convierte en una de las grandes futuras promesas.

J'ai tué ma mère: EL ACTOR

El caso de Dolan como actor es muy diferente a lo antes citado. Dolan demuestra la defensa y el ardor que siente por su película en su única aparición visible o carnal en está, el resultado es una sobreactuación realmente notoria. Aunque me creo su personaje y su desempeño, hay que citar que a menudo resulta irritante como actor, pese a que su personaje es evidentemente un joven irritable.

Estéticamente J'ai tué ma mère es una película singular (modesta pero lograda), que posee varias particularidades relacionadas al presupuesto del filme. Una notoria fotografía y un uso casi poético de la música, me recuerda a la magnifica y profunda opera prima de Miranda July Me and You and Everyone We Know.

Ante todo esto, sus errores y claridades, J'ai tué ma mère es una opera prima solvente y potente. Una película que habla mucho de su realizador y que lo ubica en el campo cinematográfico como un joven prodigio de la industria. Una película que exuda delicadeza y sensibilidad por el clímax que consigue. Una película que habla de algo común pero ya muy olvidado en el arte, como lo es la relación amor-odio entre dos seres que no se entienden y que están  unidos por el linaje. Y ante la falta de entendimiento solo queda mediar ante el silencio: precioso plano final que ejemplifica esta ultima línea.

Lo Mejor: Dolan como productor, escritor y director.
Lo Peor: Dolan como actor. 

5 comentarios:

Giancarlo Verástegui said...

Es una película que me crea, tantas curiosidades y no sólo por el título esplicito, sino por los diversos factores que mencionas (estéica, escritura ¿y por qué no...? interpretación).
No lo se cuando se estrenará en Italia y si lo hará (creo que lo tiene un poco difícil), pero encontaré una manera de visionarla cuanto antes.
Felicitaciones por la reseña.

Tanti Saluti!!!

ArturO said...

La acabo de ver, y me ha gustado mucho, tiene un sello muy bueno, muy palpable, coincido con la nota, pero a mi las dos actuaciones me han parecido exageradamente correctas, aunque ella esta mejor que el.
Saludos!

Anonymous said...

lo peor : dolan como actor? mentira! fue lo mejor

Wilmer Martinez said...

Coincido con algunas de las opiniones del autor de este comentario, la película me parece fascinante, desde el momento en que no te quieres perder un segundo puedes suponer que la película es un exito, pero si a eso le sumas una música brillante, un tema delicado y llevado al cine muy pocas veces, y unas actualciones fuera de lo común (y es precisamente en ese aspecto donde no coincido) tienes omo resultado una película que nunca olvidas, razón por la cual he buscado todas las películas de Xavier Dolan y me encantan. Aunque la madre hace una interpretación espectacular, Xavier me logra transmitir todo su ira, su imcomprensión, su inseguridad, su miedos, vaya que me fascinó, y creo que a la hora de ver cine todos somos críticos. Creo que una de las mejores películas que he visto en toda mi vida (claro que tampoco ha sido muy larga que digamos, solo 30 primaveras). El mejor de los futuros para Xavier.

jsaaopinionpersonal.com said...

Estoy muy satisfecho de cómo ha evolucionado Dolan como director, «Laurence Anyways» (2012), por ejemplo, es ya mi película preferida de todas las que he visto hasta ahora (en el IMDb llevó registras 1000 películas vistas). Me permito dejarles esta reseña que hice de Laurence: http://jsaaopinionpersonal.com/2013/10/07/laurence/