Copyrights @ Journal 2014 - Designed By Templateism - SEO Plugin by MyBloggerLab

Saturday, May 16, 2009

CANNES 2009 – DÍA 4

Share

“Taking Woodstock', recibida con silencio, desgrana la organización del festival

Ang Lee vuelve a la carga dos años después de su último trabajo, Lujuria y traición. Y lo ha hecho con una película que revisa los orígenes del famoso festival de Woodstock del 69 a través de los ojos de la familia que, a groso modo, es la encargada de encender la mecha que pone en marcha el evento. A lo largo de dos horas Lee regala en Taking Woodstock una comedia sencilla y agradable, de las que se ven con una sonrisa en la boca. Su único pero, un tramo final en el que el tono de la cinta cambia de registro en relación a lo visto hasta el momento, pero que en líneas generales causa una buena impresión. La crítica no la ha recibido con especial calor. De aburrida a película menor, han sido algunos de los calificativos que se han escuchado a la salida de la proyección Si bien no parece ser un desastre, la critica en general asume que no cumple el estándar que el mismo Lee se ha establecido en sus películas anteriores. Algunas de las reacciones fueron: “Taking Woodstock es accesible, pero muy ligera, y seguro tendrá un éxito comercial moderado. Agradable a ratos y aburrida en su mayoría, esta película se siente como una pequeña medida del talento que Ang Lee a proporcionado con sus obras pasadas memorables.”


Un prophètede Jacques Audiard una completa MARAVILLA

Audiard, que ya saltó a la palestra en España después de ganar el festival de cine europeo de Sevilla con De latir, mi corazón se ha parado, ha parido una historia carcelaria dirigida con un pulso envidiable, a pesar de los 150 minutos de metraje. El realizador francés nha jugado sus cartas como Guardiola mandando a sus jugadores a presionar al rival desde el minuto 1. Un prophet atrapa al espectador desde el inicio y le sumerge en la vida de Malik El Djebena, un joven que ingresa en prisión para cumplir una condena de seis años y que se las ve y desea para salir airoso del encierro. Tahar Rahim hace una interpretación de El Djebena que bien podría valerle un premio en la ceremonia del próximo 24 de mayo. Recibida con una atronadora ovación, Un prophète es un viaje a través de los bajos fondos carcelarios, de dobles juegos, alianzas y engaños constantes. Una maravilla.

3 comentarios:

Xavier Vidal said...

Se confirma mi teoría sobre Lee y se abre la posibilidad de un palmarés con regusto francés (como siempre suele ocurrir). Pero Un prophet difícilmente ganará la Palma de Oro.

Gracias por la info. Y la comparación con Guardiola... uf... qué harto está uno del futbol...

Chau!

redna said...

que pena lo de Ang lee. Pero lo de Un prophete parece equilibrar la balanza. Ademas mañana si que estare pegado al ordenador para recivir las primeras criticas de Agora.

Un saludo

Anonymous said...

Que pena por Lee, me hubiera gustado que hubiera entrado a la lista con Antonioni y Altman en ganar los tres premios grandes... Veremos como le va en Estados Unidos.