Copyrights @ Journal 2014 - Designed By Templateism - SEO Plugin by MyBloggerLab

Friday, January 16, 2009

Especial: Benjamin Button “Un desafío técnico y personal”

Share


El Curioso Caso de Benjamin Button comenzó su vida como un relato corto escrito en la década de 1920 por F. Scott Fitzgerald, quien a su vez, basó su inspiración en una cita de Mark Twain: "La vida sería infinitamente más feliz si uno pudiera nacer a la edad de 80 años y gradualmente, acercarse a los 18". La historia de Fitzgerald fue un capricho, un hallazgo de fantasía y el hacer que cobrara vida en la pantalla se percibía como un hecho demasiado ambicioso y fantástico para poder lograrlo. El proyecto se mantuvo a flote durante unos 40 años, hasta que los productores Kathleen Kennedy y Frank Marshall decidieron realizarlo. Durante más de una década, el proyecto intrigaba a Eric Roth, David Fincher y Brad Pitt. Para Roth, el concepto se volvió una oportunidad para observar de forma introspectiva el ancho lienzo de una vida a través de la síntesis de momentos íntimos, experimentados cada día a través de eventos que podían ser tan enormes como una guerra mundial o tan pequeños como un beso. "Eric era la persona ideal para realizar por completo el potencial de una historia con un enfoque a gran escala pero que es también profundamente personal", observa Kennedy. "En 'Forrest Gump', él reveló retratos íntimos contrastándolos con el fondo de historias épicas y tiene el don para observar los ricos detalles". El realizar la película sería un salto ambicioso, imponiendo retos dramáticos así como técnicos. "¿Cómo puedes crear, de forma hábil y resumida, la experiencia de una vida, con todas sus altas y bajas, de la tumba a la cuna, en una sola película?", medita Kennedy. "En el guión de Eric, cada momento acumula emociones que resuenan contigo después. El burlar esa sensibilidad empequeñecería la experiencia, así que desde el principio sabíamos que se llevaría tiempo el proyectar la experiencia de toda una vida".



VISUAL EFFECTS (Eric Barba, Craig Barron, Nathan McGuinness y Edson Williams)


The Curious Case of Benjamin Button, interpretada por Brad Pitt, si bien a primera vista pareciera no tener muchos efectos especiales, es porque estos efectos son tan buenos que ni se notan que fueron usados. Son tan increíbles que los primeros 52 minutos de película es CGI que es lo mismo que animación de computadora. Aun así Brad Pitt insistió en interpretar a Benjamin Button todo el tiempo, es decir no hay otro actor interpretando ninguna etapa de la vida de Button, en lugar de eso se ha usado una versión animada y modificada por computadora de Brad Pitt, al menos del cuello para arriba así lo es. No hay un viejo de 1 metro de altura que se parece mucho a Brad o un niño de 12 años de edad, no es Brad Pitt bien maquillado y con extensiones de cabello, todos son versiones CGI de Brad Pitt (del cuello para arriba), con efectos de luz, sombras, texturas, etc Todo un día Brad Pitt tuvo que hacer gestos para que el equipo de animadores 3D grabe una librería de muecas en sus computadoras y tengan un archivo de todos los movimientos musculares del rostro de Brad, cosa de poder animarlo como gusten. Luego contrataron a otros actores para que usen una capucha azul para superponer ahí la cabeza de Brad Pitt modificada digitalmente. La capucha azul funciona igual que los fondos color verde para superponer una imagen sobre otra. Obviamente no toda la película es un Brad Pitt animado por computadora, otra parte del film es a Brad Pitt bien maquillado, con extensiones de cabello y todo lo demás.


MAKE UP (Jean Ann Black y Colleen Callaghan)


Barba trabajó en conjunto con el diseñador de maquillaje especial ganador del Academy Award Greg Cannon, que creó prostéticas para resaltar el envejecimiento y rejuvenecimiento a lo largo de la película. Una subestimada y meticulosa atención a los detalles en un amplio lienzo se extendió en la cinematografía digital en la película. "La forma de filmar de David en la película cobra adquiere sentido por lo que David Lean ejemplificó con las dramáticas y épicas tomas que capturan una sensación de espacio y tiempo", afirma Marshall. "La intensidad emocional de la película consigue su poder a través del uso que David da a la cámara como observador. Él quiere que te involucres en el estudio del personaje, para que la fotografía sea más estudiada y tranquila. No es una película que requiera rápidos cortes y movimientos de cámara viscerales y frenéticos".





PRODUCTION DESING (Donald Graham Burt y Victor J. Zolfo)


"El Curioso Caso de Benjamin Button" fue grabada en una variedad de locaciones, incluyendo Montreal, el Caribe y la ciudad natal del personaje, Nueva Orleáns, que se estaba recuperando de la devastación por el huracán Katrina cuando la producción se estableció. "Nos habíamos comprometido a filmar en Nueva Orleáns antes del huracán Katrina y, por supuesto, hubo un periodo de duda sobre si podríamos filmar ahí tras el desastre", recuerda Kennedy. "Sin embargo, la ciudad nos llamó tan solo dos días después del huracán, animándonos ávidamente a continuar con nuestros planes".



La eternidad de la ciudad encajaba con la tapicería de épocas en la película de Fincher. "Era importante delinear claramente cada época en la película, sin anunciar abiertamente el paso del tiempo", dice el diseñador de producción Donald Graham Burt. "Era más importante crear una sensación de progresión natural del tiempo dentro de los sets. [El decorador de set] Victor J. Zolfo y yo hablábamos de los elementos en los sets que sentíamos que debían cambiar y cuáles se suspenderían en el tiempo. Era importante que los elementos tuvieran una razón de ser y que no estuvieran colocados para llenar un lugar vacío o que fueran alterados solo en busca de un cambio". Fincher trabajó con el equipo de diseño de producción para imprimir a los sets una sensación de paginación de álbum fotográfico en algún ático, lleno de retratos de simples personas llevando vidas ordinarias. "Creamos nuestras propias 'biografías' para cada uno de estos sets, en particular la casa de Nolan y el hotel Winter Palace en Murmansk [donde Benjamin conoce a Elizabeth], lugares donde ocurren los eventos importantes en la vida de Benjamin", dice Zolfo.


COSTUME DESING (Jacqueline West)


El vestuario era de la época, pero estilizado. La diseñadora de vestuario Jacqueline West se reunió con Burt y Zolfo antes, para asegurar la simetría de su trabajo. "David compone como un pintor", dice West. "Cuando entré en el set de las vías del ferrocarril, parecía una pintura de Caillebotte. Así que me basé en Caillebotte y otros de los primeros impresionistas para mi inspiración: Edouard Manet, Toulouse Lautrec, Courbet. Simplemente sabía que habiendo entendido la hermosa sensibilidad de Don Burt, cualquier cosa que pusiera dentro de mi paleta de colores, que era bastante obscura y obscura, funcionaría". West se basó en los fotógrafos de la WPA y la FSA, durante Gran Depresión, especialmente para ganar inspiración para el guardarropa de Queenie durante los años de juventud de Benjamin Button. "Queenie es una mujer pobre que tiene mucho carácter, así que quería que su guardarropa reflejara su personalidad", afirma. "También se me ocurrió que la mayoría de su ropa sería ropa usada por las ancianas que habían vivido en la casa Nolan y que habían muerto ahí. Esas mujeres probablemente habían dejado de comprar ropa quizá unos 20 años antes. Así que la hice regresar un poco en el tiempo". En contraste, Daisy siempre estaría vestida a la última moda y con la ropa ajustada de la época con estilo de bailarina. Para Daisy, West se basó en el pionero coreógrafo de danza George Balanchine y su esposa y musa, Tanaquil LeClercq - una inspiración que la misma Blanchett exploró. "Observé los movimientos de danza que influyeron en la juventud de Daisy", explica Blanchett. "George Balanchine y Tanaquil LeClercq me parecieron particularmente interesantes".


Blanchett, afirma West, "se convirtió en una bailarina con los vestidos. Me recordaba mucho a las pinturas que había visto de LeClercq - el leguaje corporal, los gestos y el conflicto interno". LeClercq usó los diseños de Claire McCardell, una de las diseñadoras más importantes de Estados unidos en las décadas de 1940 y 1950, quien es reconocida como la creadora de "The American Look". West se basó en McCardell para uno de los atuendos de Daisy más memorables - el vaporoso vestido rojo que usa en su cita con Benjamin. "Definitivamente

Jackie fue mi cómplice", dice Blanchett. "Adoro cada puntada y cada botón. Ella me presentó a Claire McCardell y los vestidos fueron una revelación. Qué dichosa fui". Para vestir a Benjamin Button a lo largo de su vida, West se basó en los íconos cinematográficos del siglo XX. "Usé a Gary Cooper en los 40; a Brando en los 50 y a Steve McQueen en los 60. Fueron grandes inspiraciones y Brad tiene el mismo tipo de carisma, así que supe que podría lograr verse así", afirma.

CINEMATOGRAPHY (Claudio Miranda)




"Queríamos mantenerla tan naturalista como fuera posible", dice el director de fotografía Claudio Miranda. "Intentamos localizar de dónde surgiría la fuente de iluminación, y luego la manipulamos o la reprodujimos. Hicimos algunas tomas donde simplemente colocamos bombillas a cuadro y dejamos que iluminaran la escena. Normalmente haces trampa con la iluminación al poner una bombilla, atenuándola para que no sea demasiado y luego creando otra fuente de iluminación fuera de cuadro. Pensé que estaba bien, así que lo dejé así".




Las fuentes de iluminación cambian cuando las épocas se empalman y se dan paso entre sí. "Hay una progresión en la tecnología, pasando de velas a lámparas de gas y de bombillas incandescentes a fluorescentes", explica Fincher. "Hay iluminación cinematográfica, pero no mucha. Para la mayor parte, se grabó digitalmente para tener la posibilidad de usar este tipo de iluminación y además la de moverse rápidamente". Ocasionalmente, las tomas se presentan orgánicamente, como en la libre y elegante toma en la que Blanchett baila en el cenador durante su cita con Benjamin en Nueva Cork. "Esa escena en el cenador fue muy simple. Lo vimos y dijimos: 'Tenemos que grabar aquí'", recuerda Fincher. "Había dudas sobre qué fondo se usaría y yo dije: 'Bueno, afuera hay un pantano; consigamos vapor o humo, iluminemos esos árboles y mostremos solo su silueta'. Estábamos intentando alcanzar un estilo de Hollywood antiguo y clásico, muy simple. Parecía una caja musical.


The Curious Case of Benjamin Button es una película intachable, técnicamente la mejor del año, y su éxito radica en el excelente equipo de expertos que reconstruyen esta magnifica obra.

9 comentarios:

娟子 said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Anonymous said...

Muy buen articulo José. Sorprendente e interesante el trabajo de estos expertos, el maquillaje de Cate Guaoooo. un par de estatuillas aseguradas

Javi Triunviro said...

Espectacular entrada, enhorabuena. Ya vi que te pasaste por mi blog. Ahora mismo te voy a enlazar.

Un saludo y sigue así. Te invito a mi blog de robert rodriguez.

http://rodriguezspain.blogspot.com/
http://ciudadquenuncaduerme.blogspot.com/

Anonymous said...

Sin palabras, felicidades por la entrada, nos introduces un poco mas en Benjamin Button, me encanto la pelicula, la quiero vovler a ver. Muchas Gracias

Carlos (Santo Domingo) said...

BUTTON consigue un ritmo hipnótico, se el compara con Gump pero esta primera es superior, uno de los mejores títulos del año. Muy buena publicación.

Jota said...

Estupenda entrada, qué buenos efectos especiales, tengo más ganas de verla ahora. Eirc Roth suele hacer buenos guiones.
Ya te contaré, un saludo.

Jorgee said...

que buena entrada!
y sin dudas una de las mejores peliculas del año i de las mejores que he visto en mi vidaa!

me gusto más que slumdog :s

saludos!

Javier Escartín Gómez said...

Un gran post. Ole!

Cynthia said...

Benjamin como dices ya cuenta con un par de oscars a su favor:
Dirección Artística
Maquillaje
Efectos visuales

Pero TDK ejerce una fuerte competencia en: Partitura y Sonido
Ciao..