Copyrights @ Journal 2014 - Designed By Templateism - SEO Plugin by MyBloggerLab

Wednesday, July 14, 2010

Critica de HERMANO

Share
País: Venezuela
Genero: Drama deportivo.  
Director: Marcel Rasquin
Guión: Rohan Jones, Marcel Rasquin
Reparto: Eliú Armas, Gonzalo Cubero, Marcela Girón


Critica:
Nota: 5.5/10
“En esta cancha la vida esta en juego”
Cuando naces en un país en donde el arte es incomprendido y en la mayoría de los casos menospreciado, vives en completo aislamiento –y más aun si eres un defensor del arte cinematográfico-, abatido y rodeado de incrédulos filisteos que se regodean de sus asperezas e inmundicias a la hora de comprender y evaluar una obra artística. Te sientes que no perteneces a este lugar –“la madre patria”-, llena de personas lánguidas en sus costumbres, virtudes y errores. Venezuela es un país con muchísimos problemas a nivel económico, social, político… y enfrenta su mayor decadencia en el bajo nivel educativo y sus pocos ideales de desarrollo; esto trae como consecuencia seres con cualidades reprochables cuyos adjetivos fueron antes mencionados. Estas –duras pero verídicas- palabras pueden enfurecer o rabiar a cualquier venezolano que se pase –accidentalmente- por este blog, pero como admirador y defensor de la verdad y enemigo declarado del patriotismo enfermizo, es inapropiado e irracional decir lo contrario de lo aquí mencionado.  Venezuela presenta un terreno escabroso y abrupto a nivel cinematográfico. En Venezuela aunque se “hace”, no existe el cine. La expresión creativa, esas ganas humanas de comunicarse a través de medios artístico, es completamente nula, y por ende, no existen escuelas apropiadas de cine, no se realizan los financiamientos necesarios y no se le presta atención a este tipo de arte quedando  relegado a lo innecesario o desconocido. Esta declaración no es nada novedosa, y remite a la anécdota de encontrarse con una cinta nacional en cartelera, el consumidor la considerara como ultima alternativa a la hora de elegir la cinta a visionar; solo con saber que un filme es “hecho en Venezuela” se sabrá que será una película de baja calidad tanto argumental como en su técnica. En Venezuela  no se apoya al cine porque aun no se hace un cine aceptableTal vicisitud remite a la misma retórica, la ausencia de una calidad optima en la educación con ilimitadas alternativas de desarrollo. Aunque remito específicamente al campo cinematográfico, lamentablemente sucede lo mismo en otras artes como el teatro, la literatura, la música, la fotografía, el diseño y pare de contar. Esta introducción da un breve resumen del ambiente cultural que aquí se respira, y permite clarificar la siguiente reseña. El blog se estrena en la publicación de reseñas nacionales, con la presente evaluación del filme que esta dando de que hablar en mi país, la opera prima de Marcel Rasquin, titulada simplemente HERMANO.

La critica ha expuesto su agrado por la cinta, y el público parece reencontrarse con la complacencia del cine nacional; además, Hermano esta abalada por los tres premios principales del Festival Internacional de Cine de Moscú y cuenta la historia de Daniel y Julio, dos hermanos que pese a sus diferentes personalidades, tienen una misma pasión, el fútbol. Daniel y Julio luchan finalmente por convertirse en jugadores profesionales y dejar atrás sus precarias vidas. Pero no hay que engañarse por tantas alabanzas, Hermano pese a ser una cinta que abre la brecha a la distinción cinematográfica, presenta innumerables errores e irregularidades que termina finalmente desvirtuándola y jugando en su contra.

Hermano nace de una premisa trillada y llena de clichés para el cine venezolano: el barrió como único entorno, la madre luchadora y optimista, la familia compenetrada en bienaventuranzas y la representación de buenos valores, pese al ambiente y las situaciones que deben soportar los personajes. Seguidamente, se observa un giro narrativo que produce cierta satisfacción gracias a la llegada de la tragedia en el argumento,  pero, el problema reaparece en las ínfulas exorbitantes de los guionistas, en querer expandir el terreno explorado, y marear al espectador por subtramas que finalmente no se resuelven y quedan inconclusas. Debido a esto, Hermano es una película irregular, carente de un ritmo constante, que se pasea entre instantes melodramáticos, momentos crudos pero forzados, algunas escenas de un buen impacto visual (principalmente en los encuadres), pero también otras tantas secuencias carentes de buenos enfoques o de un buen diseño de fotografía.


Pese a que la cinta pretende retratar una seria problemática y se autocalifique como cine social, Hermano es una película que no plasma completamente la realidad; es una paradoja en la que el saber se instrumentaliza y termina sabiendo a nada. La cinta consigue sensibilizar al público en base a hechos que huelen a realismo, pero liderados por personajes con actitudes que pecan de realistas. De realizar una cruda y real  representación del venezolano luchando por resurgir en un ambiente –obviamente- hostil, seria inaudito y antinatural construir personajes tan fáciles y comunes, sin problemas internos existenciales, sin ese sentimiento de bravura hacia la vida y las situaciones que les tocan vivir o padecer y sin ese estado de inconsistencia por la luz que tarda en aparecer en el oscuro túnel de la cotidianidad. Solo hay que evaluar el caso de la madre para referirse a la farsa que aquí se plantea, ya que puede que los hechos  que experimentan sean verídicos, pero el comportamiento, las actitudes y la construcción de los personajes resultan inauditos; esta falsa representación del venezolano, ya es un cliché del cine venezolano, que intenta vender a un ser ahogado en falsos valores suprasensibles. 

Marcel Rasquin dirige su opera prima de manera acertada, aunque se añora una dirección más arriesgada y representativa, y como no, una propuesta más inusual. Se percibe cierto desgaste de creatividad en enfoques y secuencias, unas muy cuidadas y logradas y otras muy sencillas y ordinarias. Rasquin es un director muy joven, que dirige y escribe esta película, y por ese simple hecho, se le aplaude de pie, porque no hay nada más difícil que hacer cine en Venezuela. Estaremos atentos a sus futuros proyectos. Otra razón para aplaudir, es la elección de un elenco solvente y en su mayoría desconocido, recalcando principalmente las actuaciones de los personajes protagonistas. De igual manera, también se elogia el hecho de intentar crear una historia que abarque varios temas y captar la atención del público y la crítica, pero se añora más realismo y menos artificios.


Hermano es una película que pretende principalmente impresionar (véase como ejemplo el absurdo juego de la resolución final), dejando relegado el propósito mas importante, servir como espejo al publico venezolano y crear las interrogantes necesarias, de si la verdadera problemática radica fuera o dentro del ser que la padece.

Hermano con todo y sus irregularidades e imperfecciones, resulta la obra –actual- mas solvente del cine nacional. Probablemente sea el inicio de una evolución para el cine venezolano. Se deja ver.

Lo Mejor: Un elenco desconocido y solvente y un par de escenas que resultan muy gratificantes para la vista y el pensamiento.

Lo Peor: Su patética y falsa representación del realismo venezolano, específicamente en sus personajes. Su imprudente parecido con la película de Walter Salles Linha de Passe.

13 comentarios:

sé de cine said...

Me interesó tu post al saber que se trataba de una película venezolana. No tengo recuerdos de alguna película venezolana vista pero celebro que se comience a hacer cine. Lástima que, de acuerdo a lo que contás, no refleje al pueblo venezolano porque creo que el fuerte del cine latinoamericano es precisamente ese, el de retratar la ideosincracia de los pueblos.
Quizás deberían comenzar por hacer coproducciones.

reservoirfilms said...

Completamente deacuerdo contigo, aunque no pudiera comentar mucho del cine Venezolano, no recuerdo ningún filme, eso podría ser una crítica para el cine mexicano (de donde soy) y el latinoamericano en general, los lugares comunes (miseria, barrio, etc.) se multiplican como intentos fallidos de identificación o sobreidentificación con el público. Si es un problema realizar un cine conciente y artístico en nuestros países, claro que es culpa de la educación y los recursos destinados a la cultura, aunque han salido directores interesantes en todo latinoamerica, pero lo más dificil es lo siguiente, algún día podré ver esta película por acá en México, no solo el problema es la producción, sino la distribución o los espacios reducidos de exhibición, llenos de películas como "Eclipse" o "Killers", también la opción de decidir se reduce por aquellos que nos dan tan pocas opciones.

Champy said...

JOSE:

No sabía que fueras venezolano, se siente bien.

Yo no se si sea mejor o peor la situación en mi país, pero pareciera que describes el interés de los imbéciles que usurpan el poder en México respecto al CINE: nulo.... pero que no haga ruidito el gordo del toro o Cuarón o X en algún lado porque hasta los llaman por teléfono en cadena nacional...así de hipocrítas los sistemas.

Hace un par de años tuve la oprtunidad de ver ......si mal no recuerdo Secuestro Express? No estoy seguro del título....gran sabor de boca. Ojálá Hermano me llegue y ya te diré en su momento.

2046

ArturO said...

Critica [en ambos sentidos] interesante al cine y a las peliculas. Como este ejemplo hay muchos. El mejor cine nacional, siempre es el mas modesto, aqui en mexico cada año hay un que otro chispazo: no más.

Si se puede ver, la vere. Si no, pues con la pena

Saludos hasta Venezuela

ligia said...

Hola, como Venezolana no puedo dejar de comentar este post. Es una critica muy valida de ambas caras de una pelicula, mas sin embargo el detalle con estos espacios es que se ausumen que es un sentir general y opiniones comunes.

Personalmente, creo que es muy importante que sepan que en venezuela el día a día es el de los barrios, y el de la gente que de alla quiere surgir o que ya fue absorvida por el sistema (muy complejo, por cierto), el problema no son los ¨lugares comunes¨ (aqui criticados y subestimados) el problema es el enfoque que se le de a ellos.

En mi pais ya no se puede hablar de lugares comunes o cliché, porque éstos pasaron a ser ¨nuestro¨ lugar, nuestra vida diaria (lamentablemente) y si algo hace HERMANO es darle otro enfoque a esa situación.

Creo que quien escribio este post no ha tenido contacto alguno con la real vida de los barrios (hago esta afirmación, con el riesgo de que sea falsa) ya que al decir que los personajes pecan de realistas o que su realismo es finjido demuestra que no conoce el sentimiento y vivir que alla arriba se da... la complejidad emocional y personal del hombre y mujer de barrio es muuuuuucho mas fuerte de lo que alli se ve, y la manera en que los actores logran transmitirla (execpionalmente, cabe aclarar) ya es mucho para lo que de verdad se ve en esas escaleras y callejones. El hecho de que los actores vivieran ¨como hermanos¨ durante un mes en el Barrio de Petare (el mas grande y peligroso de Venezuela) demuestra que la quimica, acciones y reacciones de estos en la historia estan justificadas con un buen analisis y construcción de los personajes.

Esta ha sido mi muy humilde opinion, como Venezolana, que vivió en barrios y que vive en el eterno y gran barrio que es nuestro país.

Hasta luego.

FGSM said...

PERMITANME DIFERIR DE ALGUNOS ASPECTOS AQUI MENCIONADOS: EN PRIMER LUGAR EL CINE VENEOLANO HA VENIDO DE SER LA PEQUEÑA CENICIENTA DEL MOVIMIENTO ARTISTICO NACIONAL A SER LA CASA QUE ALBERGARA LOS SUEÑOS Y ESPERANZAS DE QUIENES TRABAJAMOS EN EL MUNDO DE LA CULTURA NACIONAL, EN TAL SENTIDO NO PODEMOS PRETENDER SER LA MECA DEL CINE EN UNOS POCOS AÑOS, FRANCIA, ESPAÑA, RUSIA, AUN COMBATEN FUERTEMENTE EN GANAR POCICIONAMIENTO EN LAS CARTELERAS MUNDIALES Y SOLO CON EL TRABAJO TENAS DE QUIEN SEA QUE PUEDA TOMR UNA CAMARA Y HACER "ALGO" PODREMOS CONSTRUIR EL CINE QUE QUEREMOS LOGRAR.
CREO MAS BIEN QUE NO SE TRATE DE UN PROBLEMA DE CONCEPTOS, IDEOSINCRACIA O CLICHES, SE TRATA MAS BIEN DE UN ASUNTO DE COSTUMBRISMO VISUAL, OTORGADO POR UN HOSTIL Y BALURDO PERO EFECTIVO LAVADO CEREBRAL QUE HEMOS SUFRIDO DURANTE DECADAS Y DECADAS DE LO MISMO, SUPER HEROES, FINALES FELICES, EL BIEN SIMPRE CONTRA EL MAL, ETC ETC ETC... ALLI ES DONDE PREGUNTO DE QUE CLICHE HABLAMOS????
ENTONCES REMITO A LA CONCIENCIA DE LOS DISTIGUIDOS LECTORES EL HECHO DE NO LIMITARNOS A LAS CAPACIDADES CREATIVAS, CORPORATIVAS O FINANCIERAS, SE TRATA MAS BIEN DE ATREVERSE A ROMPER PARADIGMAS Y DE OFRECER AL PUBLICO EL PERFECTO EQUILIBRO DE GUSTOS Y PROPUESTAS INNOVADORAS.
EN EL CASO DE ESTE FILM, APLAUDO EL HECHO DE QUE MUY A PESAR DE LOS ERRORES QUE PUDIESE TENER, SE TRATA DE UN FILM REALIZADO CON ESCASOS RECURSOS ECONOMICOS PERO UNA ALTA INVERSION EN PASION Y GANAS DE HACER, CREO QUE COMO REALIZADOR HUBIESE EXPLOTADO MAS LOS ULTIMOS 15 MIN DE PELICULA Y APLICADO UNA MEJOR BANDA SONORA.
EN CUANTO AL BARRIO, BARRIO SOMOS TODOS, EL BARRIO LO LLEVAMOS DENTRO, EL BARRIO TRASPIRA EN CADA MEDULA DE SER HUMANO QUE HABITA EL PLANETA, CUYO NORTE NO SEA MAS ALLA DE LA PUNTA DE SU NARIZ, ASI VIVA EN MANSIONES LUJOSAS O EN UN RANCHO DE LATA, PERO, EL BARRIO NO SOLO ES DESGRACIA Y EN ESO, SOLO EN ESO SOY MAS CONTUNDENTE, POR QUE VENEZUELA ES UN PARAISO INDISCUTIBLE, LLENO DE PERSONAJES, HISTORIAS Y LUGARES MARAVILLOSOS, PERO MIENTRAS TENGAMOS ESTRECHEZ DE CEREBRO Y MIEDO A ROMPER LAS CADENAS QUE NOS ATARON SIEMPRE A LO MISMO, VIVIREMOS Y PENSAREMO SIEMPRE COMO ESE BARRIO QUE TANTO CRITICAN Y MAL PONEN...

Anonymous said...

En mi país se ha empezado a realizar cine de manera precaria en cuanto quizás a guiones y realización técnica, pero cada vez que hay una película asisto, para apoyar la iniciativa de quien se atreve; conocí hace un buen tiempo Venezuela, me pareció un país hermoso con gente cálida y maravillosa. Me duele cuando en las noticias solo se habla de las decisiones desacertadas de su gobierno, de la delincuencia, pobreza y bajo nivel cultural; los pueblos no se educan de un día para otro, es un proceso largo; vi la película y aunque quizás no sea tomada como mejor película extranjera para los Oscar, la iniciativa es buena. En cuanto al personaje de una madre con valores, OPTIMISTA; yo naci y crecí en un barrio de dominicana donde existían todos los problemas comunes de toda Latinoamérica, y viví en el seno de una muy pobre familia , pero feliz, llena de amor, de alegrías, donde todos los hijos fuimos a la universidad; porque la libertad esta dentro, la decisión de ser mejor es innata en cada ser humano, porque nuestros pensamientos son libres y los sueños aunque lentos con trabajo y esfuerzo se pueden realizar, ser del barrio no tiene que hacernos ni bravos ni amargados, puede hacernos ser mas jocosos, mejores bailarines, cocinar con mas condimento, ser coloridos y tener ese gustico por la vida que hace tan diferente al niño de cuna de oro con el que se crio frente al fogón.

Atilio said...

Viviendo en Venezuela toda la vida, considerándome un producto plurisocial, habiendo visto casi todo el cine nacional a la fecha, estoy totalmente de acuerdo con tu crítica. Solo me toca decir me costo no salirme de la sala a los 3 min. del inicio y esto se prolongó hasta el final. Lo curioso es que a mi esposa y dos hijas les pasó lo mismo... ????

corrector perdido said...

Debo comentar como venezolano que acaba de ver la película.
Si hay algo que me emociona mucho es saber que en mi país se está comenzando a hacer cine, que hay una preocupación por tratar de que el producto que se proyecta en una sala de cine sea del agrado del público... Pero cuando veo películas como Hermano, donde, sí, hay demasiados clichés (el barrio, los delincuentes, la madre trabajadora), me doy cuenta de que los directores que hacen cine en mi país piensan aún en el público venezolano, en el joven del barrio caraqueño que tiene valores pero que vive rodeado de delincuencia. el director que hace cine en este país aún no piensa en un público más allá de nuestras fronteras y es allí donde está el "fracaso" que pueda tener un largometraje venezolano, pues se hace tanto énfasis en la identificación social del venezolano con la película, que se olvida que hay temáticas mucho más universales y que pueden hallar público fuera del barrio.
Hermano cae en ese lugar común, lamentablemente, pero, por otro lado, intenta recrear temas que pueden encontrarse más allá de la realidad venezolana: la justicia, el compromiso, la lealtad... Y, aunque estoy de acuerdo con que a dichos temas los cubre la sombra del "barrio venezolano", el trabajarlos, representarlos, es un mérito.
Aún queda mucho por contar del cine venezolano. Estamos en pañales, lo importante es que parece que vamos por buen camino.

YB said...

"solo con saber que un filme es “hecho en Venezuela” se sabrá que será una película de baja calidad tanto argumental como en su técnica." ¿Sabes cuál es la esencia de los venezolanos? LA HUMILDAD, cualidad que por lo visto no tienes.

Algo que caracteriza a Venezuela es la humildad con la cual logra las cosas: humildad al recibir una corona del Miss Universo, humildad al ver crecer a nuestra VINOTINTO en el fútbol, humildad al pelear contra los grandes en el campo de béisbol, humildad al ganar una medalla de oro en los Juegos Olímpicos,entre otras cosas.

Te puedo asegurar que si algo muestra HERMANO, es humildad. Un nombre "simple" como dices tú ha recibido las mejores críticas estadounidenses. Tiene casi el 80% de comentarios positivos de los críticos más reconocidos y crudos.

Repito, es una lástima que quizá la palabra humildad en ti no exista.La "Patética y falsa representación del realismo venezolano" de la que hablas, es la realidad de madres trabajadoras, delincuencia desatada y jóvenes con sueños que cumplir. Son TRES COSAS que fácilmente representan a MI PAÍS.

No suelo comentar en BLOGS, pero como venezolana y como HUMANA no soporto la ignorancia y soberbia de este tipo.

Anonymous said...

Apenas he visto esta pelicula, que sin querer me llego ya que no sabia la existencia de esta.

No soy experto en la materia en cuando a fotografia, produccion, bandas sonoras y demas q otros comentan por aqui, soy un simple consumidor del cine; en pocas palabras me gusto la historia, llena de emocion y dramatismo, con un final que me gusto aunque no haya sido feliz para los actores principales.

Felicidades para la gente de Venezuela y ojala y sigan produciendo mas cine. Saludos desde Monterrey, Nuevo Leon Mexico. (Aqui jugo uno de los mas grandes jugadores de Venezuela, Juan Arango)

Anonymous said...

Hermano es para mí una de las películas mejor logradas en lo que a realismo se refiere. No intenta ser un cuento de hadas con final feliz,sino que más bien se destaca la esencia del ser humano y su capacidad de sobrevivir a los más adversos avatares de la vida. Yo me identifiqué más que todo con el conflicto moral de Daniel... y su decisión de inmolarse por lealtad es simplemente perturbadora. Para mí, difícil de digerir. Ah, que esté ambientada en Venezuela es sólo el telón de fondo.

Anonymous said...

Las criticas hablan mucho de la "falsa" realidad que se muestra en la película, pues yo no estoy de acuerdo, yo pienso que deberían sentir lo que es vivir en Venezuela para entender la cruda y cruel realidad que vivimos día a día aquí y mas en Petare, el tercer barrio mas peligroso de Latino América, si no lo sabían. Aquí podrán haber grandes críticos, pero no saben ni conocen la verdadera realidad de Venezuela, y lo crean o no, "Hermanos" la representa muy bien, difícil de creer, es duro, pero es la verdad.