Copyrights @ Journal 2014 - Designed By Templateism - SEO Plugin by MyBloggerLab

Monday, April 26, 2010

Critica KYNODONTAS / Dogtooth / Canino

Share
País: Grecia
Año: 2009
Director: Giorgos Lanthimos
Guión: Efthymis Filippou, Giorgos Lanthimos
Reparto: Christos Stergioglou, Michelle Valley, Aggeliki Papoulia, Mary Tsoni, Hristos Passalis, Anna Kalaitzidou

Critica:
Nota: 9/10
Un perro es como un trozo de arcilla y nuestro trabajo es moldearla
Esta asertiva frase proporciona en un sentido amplio, una dosis de significado y claridad en cuanto a fondo y forma, de esta película que se percibe a simple instancia bizarra y desigual. El director nos provee de esta única metáfora para arrogarnos en el camino del entendimiento, específicamente, el entendimiento justificable de su película. Kinodontas, es una película griega dirigida por  Giorgos Lanthimos (Kinetta, O kalyteros mou filos), cuyo genero confuso la ubica en terreno antagónico, concretamente, la película puede ser tergiversada por su forma, y por la manera en que el director maneja el fondo.

La película narra la distintiva vida de una familia griega, compuesta por un matrimonio y sus tres hijos, dos chicas y un chico. Los padres han decidido mantener a sus hijos dentro de su enorme y cómoda casa, y estos jamás han tenido contacto con el exterior. Dentro de la casa se rigen las atípicas normas del padre, y estas han de ser cumplidas al pie de la letra. Los chicos, desde pequeños han sido educados por estas reglas que marcaron pauta en su crecimiento y desarrollo. Han crecido bajo estos dogmas que les indican la manera de actuar y entender las cosas; hasta la construcción de un lenguaje propio en donde la “sal” es llamada teléfono, las “margaritas” son zombies, las “vaginas” son lámparas o el “mar” es la silla de piel con brazos de madera, conforma el tipo y el ambicioso grado de adoctrinamiento que los padres implantan en sus hijos. Este tipo de utopia, empieza a  truncarse cuando los hijos llegan a la adolescencia, y el padre trae a casa una mujer que deberá saciar el deseo sexual de su hijo, que también es controlado por el padre; estos dos campos desiguales se cruzan por efecto de la naturaleza y se comienza a visualizar los primeros signos de rebeldía.  Pero el padre como si de un rey se tratara, no permitirá que su proyecto se desborone y quien se salga de la raya o viole la norma, será castigado de manera violenta y cruda, olvidando su verdadero rol, ser padre. Estructura de propósitos que puede recordar a la auténtica  realidad de la naturaleza humana -y justamente allí donde parte el verdadero significado de Kynodontas-, pero esto lo hablaremos mas adelante.

Sin especificar razón o antecedente alguno para este irracional comportamiento en los padres, Lanthimos se centra en retratar la conducta y evolución de personajes que son moldeados bajo leyes “anormales”, centrados en esta familia que pueden dar una clara percepción y comprensión del sistema operativo de la sociedad humana reinante fuera de los altos muros de la casa. Lanthimos con mucha seguridad y astucia, plantea y construye su experimento, elevándolo posteriormente de manera magistral con un tratamiento inclasificable. Este trabajo es comparable positivamente con obras de grandes creadores como Kaurismäki, Pasolini o Haneke (director con el que se le compara constantemente).

Kynodontas es una película difícil, una especie rara, perversa, nada común, que consigue emocionar y alucinar a los amantes de nuevas resoluciones argumentales capaces de sorprender y trastocar por su hieratismo y su arriesgado estilo. Una película que te obliga a pensar y a excavar, para dilucidar la verdadera esencia y finalidad de una obra como está, -ya que de lo contrario la película es incomprendida, y relegada al  humorismo el surrealismo y la originalidad-. Kynodontas me emociona, y me excita al grado de querer visionarla una y otra vez; claramente es el tipo de películas que defiendo con descontrol, es una película que demanda responsabilidad al espectador para luego cachetearlo con su resolución, su crítica y sus interrogantes. Kynodontas divide al público, por ser una rareza prodigiosa, que atenta a ser incomprendida –y lo es-, pero que desde su historia de una pequeña familia, retrata la equívoca esencia de toda la humanidad.


“Mar” es la silla de piel con brazos de madera, como la de la sala de estar. Ejemplo: no te quedes de pie, siéntate en el “mar” para que conversemos.
Se visualiza concretamente, el erróneo significado de las palabras y las cosas –en la película-, obviamente, vistos y analizados desde los conocimientos que nos han sido impartidos y que consideramos aceptables. Los humanos hemos aceptado y procesado un sinfín de información desde nuestra niñez, para luego aplicarlos con naturalidad al hablar, interactuar y comunicarnos. Conocemos el “Mar” como la masa de agua salada, y una “silla” como un asiento con espaldera; esto lo sabemos  gracias a nuestra enseñanza en el proceso común de formación y aprendizaje. En Kynodontas, el padre es visto y representado como una figura omnipotente, como un Dios, es decir, el señor y amo de su tierra, su familia, su creación, su casa. El padre ejerce las órdenes de vida y los hijos la deben cumplir, y si no las cumplen, el castigo es inminente. En la humanidad, específicamente, en nuestra forma de vida social, recibimos normas que debemos ejecutar; debemos cumplir acciones y llevar un ritmo de vida que resulta aceptable, y que un largo historial de “resultado”, convierte estas condiciones y reglas, en normales y razonables. Y si se incumplen el resultado es de rechazo, exclusión y castigo. De esta manera la película cuestiona el adoctrinamiento religioso, monetario, gubernamental y social que padecen los humanos. Mientras el público ríe porque en el filme el padre amenaza a sus hijos diciéndoles que no crucen las barreras porque allí afuera hay monstruos llamados –y que son- “Gatos”, el ser humano es amenazado con no cometer pecados si no quiere arder en el infierno (cuestionamiento del adoctrinamiento religioso). Lo realmente gracioso de este filme, es que es una ofensa al sistema de vida del ser humano, y la paradoja de que la gente en general no logra percibir la razón” de los actos que realiza. Por ello Giorgos Lanthimos, ratifica en su película y en el impacto que tiene esta en el público, que la ignorancia humana impide al común de los mortales comprender la verdadera naturaleza de la realidad, y por ello realiza una película en donde todo principio, patrón o norma universal es transfigurada. Kynodontas, es un espejo burlesco en donde el espectador plasma su mirada.

Lanthimos, se sirve de un elenco de lujo. Actores que demuestran su magnificencia, cumpliendo asertivamente el rol de sus personajes. Cada uno de ellos ejemplifica personalidades diferentes (representación de la diversidad pese a un mismo dogma); debido a que la construcción de los personajes es tan obvia por la clase de película que esta es, las actuaciones proporcionan un alto porcentaje de hipnosis y atracción al espectador. El padre (Christos Stergioglou) y el hijo (Hristos Passalis) componen el peso masculino y el de mayor poderío; el hijo es instruido al igual que sus hermanas pero posee la preferencia de su padre, quien quizás prepara a su sucesor. La madre (Michelle Valley) quien cumple las normas de su esposo, incluso conociendo el modus operandi del exterior, la hija mayor (Aggeliki Papoulia) y la hija menor (Mary Tsoni), componen el contraste, el peso femenino, denotados por la inocencia y la rebeldía, patrón que diferencia a las hijas. De esta manera esta estructura familiar se asemeja una vez más a la realidad. El poderío lo ejerce el peso masculino y el femenino queda relegado fuera del mando (cuestionamiento del adoctrinamiento social).


Kynodontas posee una gran factura técnica, la cámara de Lanthimos enfoca lo preciso y lo que debe llegar al espectador, es decir, lo mas difícil de procesar. El tratamiento de  Lanthimos se asemeja al de Haneke, pero el realizador griego realiza una obra mas fácil de ver, entender es caso aparte. Una notable fotografía y un adecuado uso del sonido, nos ubica en esta historia formidable, que en mi caso, me engancho desde el primer minuto. Las tomas son largas y fijas por un simple propósito, ver y analizar lo que se muestra, por más de que se perciba corriente y ordinario. Debido a que esta es una representación fiel, y una critica al devenir de la humanidad, la película posee un alto contenido sexual, siendo la sexualidad y la reproducción,  un componente primordial del ser humano, por ello las escenas son explicitas y las acciones impactantes –como el incesto-, pero siempre todo tratado con la única y poderosa finalidad de Lanthimos.

En definitiva, Kynodontas es una extraña proeza significativa, concebida para un público pequeño y selecto. Un plato extraño pero rico en raras especies. Una película difícil, perversa, complicada –pero no imposible- de juzgar y entender, una obra que se sirve de una pequeña estructura para tratar problemáticas tan universales como el conformismo, la naturaleza salvaje, el miedo, el recelo, el descubrimiento, la imposición, el cautiverio y la libertad del ser humano. Bizarra y fascinante. Deliciosa maestría.

Lo Mejor: descubrir una obra tan poderosa y llena de tanto sentido, en época de escasez  y pobreza cinematográfica.
Lo Peor: No es una película para todo el publico, incluso como dijo Nietzsche en su Zaratustra, puede que aun no sea para nadie.

19 comentarios:

ArturO said...

Como dice por aca...'ya me la antojaste'. La voy a buscar y descargar, por que se ve bastante interesante, ojala y lo sea. Excelente critica, como siempre.
PD. Excelente edicion del DB4. Trabajo impecable.

Saludos...

Allan Fuentes said...

Por Dios, leerte así con esa pasión descomunal acompañado de un 9, el cine con destino a alma regresa y es el cine que se quiere ver, así por nosotros unos pocos...! Perfecta Reseña, remotiva a visionarla...! ahhh...!

Yess said...

Tuve que descargarla con subtítulos en internet, puesto que nadie se dignará a traerla por estos lares. Y no me arrepiento (en realidad, no me arrepiento de descargar nada, jaja).

Facilmente puede pasar por una obra del monstruoso Haneke firmada con seudonimo y un sentido del humor mucho mas amplio. Curiosamente, esos momentos magistrales de comedia negra los percibí tiempo después, tras meditarla y rememorarla.

Su estética pura y vaporosa, y la grandiosa, brillantísima actuación de Pappoulia son la cereza del pastel, a mi parecer. Y no hay mucho que agregar, basicamente has hecho una gran semblanza de la que será una de las piezas mas comentadas en los próximos años.

Solo una acotación: en los 70s, en México, Arturo Ripstein dirigió un film llamado El Castillo de la Pureza, que es exactamente la misma historia de Kynodontas, quizás con un toque mas buñuelesco. El parecido entre ambas realmente sorprende, aunque, después de meditarlo, creo que la "versióN" griega es superior a la mexicana.

Mil gracias por tu crítica!! Salut!!

Xavier Vidal said...

Se nota cuando la obra entusiasma... y tu crítica demuestra que te gusta (y mucho). Intentaré descargarla. Aquí en España se estrenará pronto.

Claro que puedes defender There will be blood! Si me envias la crítica antes del domingo, la semana que viene aparecerá publicada. Ok?
Saludos!

babel said...

En España ya han aplazado un par d veces el estreno de esta película. Estoy deseando verla, parece que en mayo definitivamente va a las salas de aquí. Vi Kinetta, del mismo director, y me gustó mucho. No sé demasiado de cine griego, pero no quiero leer nada sobre Canino, siquiera ver el trailer, antes de ver la película. Cuando la vea, vuelvo sobre tu crítica, saludos!

Giancarlo Verástegui said...

Wow pero que bien te quedó! indudablemente una de las mejores reseñas leídas últimamente (sino la mejor)y aún no he visto la película...la descubrí a través de tu blog un par de meses atrás, si la mente no me engaña y tras leer tu crítica aumenta decididamente las ganas de verla, no lo sé cuando se estrenará aquí en Italia , pero encontraré la manera de visionarla cuanto antes...
Felicitaciones nuevamente por la reseña.

Saludos!

Cinespera said...

Pues esta película me ha impactado de sobremanera, impresiona la historia, impresiona la forma de contarla, la crudeza de sus elementos.. Una joya que ganará con el tiempo..
Saludos!!!

CineManiaco said...

Mis respetos José, una de tus mejores críticas, muy inspirada, con maestría. Sin embargo, tienes dos errores consecutivos en el uso de las comas: "Kynodontas, es un espejo burlesco en donde el espectador plasma su mirada. Lanthimos, se sirve de un elenco de lujo. [...] Después de los sujetos "Kynodontas" y de "Lathimos" vienen dos formas verbales (es y se), al ser acciones que realizan los sujetos, las frases no pueden ir cortadas con una coma antes de cada verbo. Todo con el afán de que esos errores de concentración no mancren tu gran manera de escribir. ¡Saludos!

Tìa Antonia said...

José, magnífica crítica (no vi los errores y eso que el lenguaje es mi especialidad)y estremecedora película.
Vi la reseña en "días de cine", el programa de rtve que acá llega algo atrasado y empecé a buscarla como loca (¡Y no sabía que había estado en el Festival de Mar del Plata!) Bueno, la obtuve y la vi como hipnotizada. Coincido en que da para ver una y otra vez. Es magnífica y qué actores!! (maravilloso que sean para nosotros unos perfectos desconocidos)
Tu análisis es apabullante ¿qué más se puede decir?
El tratamiento del lenguaje en la peli -como decimos acá- "te parte la cabeza" y nos vamos a volver a escuchar "Llévame volando a la luna" por Franck Sinatra de la misma manera ¡en la vida!
Si nadie se adelanta, voy a colgarla en la página amiga de patiodebutacas.
¡Qué peliculón!
Una duda final:¿Quién se ríe con las cosas de esta peli? No es el humor de Buñuel, por favor!

hugo said...

uyyy! la vi anoche y quede aturdido.
tu critica y otras que lei me ayudaron a comprender que no esaba equivocado.
realmente me gusto, pero no conozco mucha gente para recomendarsela.
gracias y un abrazo

mge said...

Acabo de verla y la verdad es que es una película por demás interesante, para verla más de una vez. Es complejo lo que uno siente como espectador, el aire enrarecido que transmite contrasta con el magnetismo que ejerce. Es como un juego de fuerzas constante. Un lujo desde lo técnico también.

Hacía rato que no me tapaba la cara frente a una película.

Para quienes no la consiguen con subtítulos, la pueden ver buscándola como Canino en www.cuevana.com

Dialoguista said...

Gran reseña José. Yo no sé si le daría tanta nota, pero si le daría una nota alta. Todavía la estoy digiriendo sin embargo (la vi anoche). Coincido mucho con el comentario de MGE.

Dorian Alberto said...

El castillo de la pureza me gusto más. Esta me aburrio y me costo mucho verla hasta el final

Pancho said...

Esta película es un 10 en toda la boca

KariChan15 said...

Muy bueno el tema a tratar y su critica. Una pelicula sumamente interesante que agota a la perfeccion cada uno de sus temas. Pero senti que falta la perfeccion en la contruccion de cada plano, no los veo tan planiados como los de Haneke.

Tina Aréchiga said...

Además de tener gran similitud con la gran e indescriptible película El castillo de la pureza de Ripstein, tiene aún más identificación con la novela La carcajada del gato de Luis Spota de 1964. Tanto Ripstein como Spota son autores mexicanos y adaptan a sus respectivas obras una historia real sucedida en el México de 1950. Está película griega es al igual interesante y bien lograda. Me ha gustado sobre todo por el tratamiento y su actualidad. Saludos desde México!

Tina Aréchiga said...

Disculpen mi error de dedo, quise escribir *esta pelicula. Omitan el acento innecesario.

Tina Aréchiga said...

Disculpen mi error de dedo, quise escribir *esta pelicula. Omitan el acento innecesario.

Tina Aréchiga said...

Además de tener gran similitud con la gran e indescriptible película El castillo de la pureza de Ripstein, tiene aún más identificación con la novela La carcajada del gato de Luis Spota de 1964. Tanto Ripstein como Spota son autores mexicanos y adaptan a sus respectivas obras una historia real sucedida en el México de 1950. Está película griega es al igual interesante y bien lograda. Me ha gustado sobre todo por el tratamiento y su actualidad. Saludos desde México!