Copyrights @ Journal 2014 - Designed By Templateism - SEO Plugin by MyBloggerLab

Sunday, February 07, 2010

Critica TETRO

Share

País: Estados Unidos
Genero: Drama
Director: Francis Ford Coppola
Guión: Francis Ford Coppola
Reparto: Vincent Gallo, Alden Ehrenreich, Maribel Verdú,  Klaus Maria Brandauer, Carmen Maura



Critica:
Nota: 7/10
“No sueltes la soga que me ata a tu alma”
Para nadie es nuevo que Francis Ford Coppola, sea un director ambiguamente irregular. A lo largo de su filmografía ha realizado obras tan notables que han sido tildadas de obras maestras del séptimo arte (véase, El Padrino, La Conversación, Apocalypse Now o hasta Drácula). Pero hay títulos en su larga carrera que son duros de mencionar, debido a su baja calidad como lo son Jack,  Peggy Sue Got Married o Gardens of Stone, por ello se habla de un Coppola irregular y en descenso. Pero yo tendría mucho cuidado en asumir que el director va en caída libre, cuando ha estrenado el pasado año, una obra tan personal y tan artística como lo es Tetro.

Tetro cuenta la historia de los hermanos Tetrocini (Bennie y Tetro), dos emigrantes italianos que se reencuentran en Argentina, Tetro vive con su novia Miranda y dan posada a Bennie. Los tres emprenderán un viaje de descubrimientos y sentimientos encontrados, en donde un terrible secreto sale a flote.

Tetro es teatro, está, es la palabra ideal que define este largometraje, desde su discurso, hasta los diálogos y la percepción emocional, se tornan teatrales. Entonces se sabe que Coppola rinde homenaje al teatro, y en particular al artista, en este caso el que es Tetro, que se define como un alter ego en la juventud del mismo Coppola.

Tetro injustamente se evalúo como signo de debilidad de su creador, ahora mismo se me ocurre algunas causas: su mal acogida, por su  gárrulo  tratamiento  y por ser una producción que no satisface las ansias de los viejos seguidores del papá Coppola, que esperan la venida y resurrección de un director entregado a las historias crudas y  rigurosas. 


Pero no hay que engañarnos, Tetro no es ni de cerca, un filme antagónico a la esencia del realizador, Tetro ahonda en los delirios, las mentiras, los secretos y las rivalidades fraternales de un conjunto que en si, representan a “la familia”, un artilugio ya muy común en el cine de Coppola. Lo que llega –aparentemente- a disgustar al espectador (aunque no es mi caso), es el grado de experimentación con que el director decide contar –y en algunos aspectos alargar- esta interesante historia.

La experimentación de la que hablo, puede dar lugar al debate. Ya que Tetro opta por un –supuesto- tratamiento que emula la esencia de Almodóvar o hasta la del mismo Fellini. Cosa que me parece absurda, el filme de Coppola es realmente único en su especie, se le compara o incluso se le margina, con otros, por ensalzar el argumento con un trato poético, por glorificar y homenajear al artista y sus notables complicaciones existenciales y por honrar la teatralidad en casi todo el conjunto.

La vida y los obstáculos internos del artista son retratados a la perfección en esta composición. Tetro es un hombre que escribe y desea escribir para si y para el teatro, pero descubre que su hermano posee también este talento (“No hay lugar para dos genios en esta familia”), dudas y cuestionamientos aparecen en su cabeza al recordar el pasado que intenta olvidar, pero pronto se dará cuenta que ese pasado lo proclama y no se ha olvidado de el. Miedos, fracasos, amores y desamores, son temas recurrentes en Tetro, sinónimos del su argumento que se definen con la exposición de la cultura argentina, el tango, obras de teatro clandestinas, la música, el baile, los parajes, la Patagonia…  


Técnicamente satisfactoria, con un diseño de fotografía tan operístico como artístico (“El blanco y negro se desvanece ante la mayor tensión para revelar los misterios que plantea”), la banda sonora endulza el clímax, y la edición juega muy a favor de la lograda dirección de Coppola. 

Tetro tiene sus defectos en la manera en que se alarga injustificadamente su historia y en ser una obra que satisface única y completamente los deseos, las ansias y manías de su realizador. Pero vista desde el conjunto, y analizada más allá del punto de vanidad del espectador,  nadie podrá negar que Tetro sea una obra de arte.

Pese a las diatribas de los suprasensibles, Tetro consigue seducir y conquistar. Desde su puesta en escena teatral, su magnifica y primorosa fotografía, hasta el tratamiento y su dulce y a veces novelesca partitura, hacen que tetro sea una obra deslumbrante de ver y recordar. Un suelo nutricio para los bohemios.
Lo Mejor: El tratamiento artístico y teatral. 
Lo Peor: Es una película incomprendida.


3 comentarios:

Xavier Vidal said...

Muy de acuerdo con todo lo que apuntas. Podrás leer mi reseña esta semana... Me alegra que los dos coincidamos tanto en una película que, a priori, parece haber desunido a muchos. No se me había ocurrido lo de la referencia a Almodóvar, pero puede ser cierto. La fotografía, estupenda. Y Verdú, nominada al Goya, también.

Saludos!

VitoneMen said...

Sinceramente no me llama mucho la atención esta película. Pero creo que de todas formas va a ver que darle un visionado.
Muy Buena Crítica!.
Te Invito a leer la mia de A Serious Man, ojala ver tu comentario.

Saludos!

whoandcar said...

Incomprendida creo que es la clave de esta película. Sorprende la polarización de las opiniones encontradas en la web. O muy buenas o muy malas, sin términos medios.