Copyrights @ Journal 2014 - Designed By Templateism - SEO Plugin by MyBloggerLab

Saturday, February 28, 2009

Mención especial CEHÖ 2009

Share

La primera edición de los premios arrojo como ganador a la cinta de Gus Van Sant PARANOID PARK, esta mención junto a la categoría Mejor Película son los premios principales de los CEHÖ AWARDS, este año los extraordinarios nominados son:


ENCOUNTERS AT THE END OF THE WORD
Werner Herzog es, a la vez, un cineasta extraño y ambicioso. Le gusta registrar en sus películas a personajes más allá de lo común, encabezando aventuras utópicas, que parecen no tener salida desde un principio. También se siente fascinado por la fuerza de la naturaleza, que no sólo sorprende y derrota al hombre, sino que constituye un espectáculo digno de contemplarse siempre con el mismo asombro. En “Encounters at the end of the world”, Herzog sigue la expedición de científicos norteamericanos y europeos, que, instalados en el Polo Sur, realizan investigaciones y pasan sus días en ese ambiente tan lejano e inhóspito acercándose a sus misterios. El propio Herzog hace de narrador. Su voz en “off” nos va relatando, por ejemplo, esas inmersiones bajo el agua o los intentos por conservar a los pingüinos. La riqueza de esta película que es, en sí misma, todo un espectáculo, radica no sólo en el gran desplazamiento e inversión que se ha hecho para producirla sino que, otra vez, en consonancia con esos patrones artísticos tan radicales de su autor, vuelve sobre esas odiseas a las que, tarde o temprano, parece estar destinado el hombre sobre la tierra. La cinta se convierte en una manifestación encarecidamente humana, en una demostración que nuestro planeta merece mayor respeto y mayor atención. Tanto como un documental que bien puede servir para fines pedagógicos como la obra artística que se impone en todo momento, “Encounters at the end of the world” sorprende desde su vigorosa propuesta, sus imágenes exquisitas y una historia que, sin ser demasiado novedosa, sabemos agradecer.






BALLAST

También nominada como Mejor Dirección Novel (Lance Hammer)

Ópera prima del californiano Lance Hammer, es una película muy cruda sobre la vida en el Delta del Mississippi. La historia está construida con un estilo casi documental. Presenta a una familia desestructurada, que se rompe definitivamente con el suicidio de Darius, el eslabón que unía ambas partes. No penséis que estoy desvelando nada, éste es el arranque de la película. Con una sencilla puesta en escena y un guión que reparte la información de forma muy dosificada, vamos conociendo a los tres personajes que conforman la historia. Esta desolación se acentúa con la puesta en escena, en la que sólo vemos lo esencial, ningún elemento permite distraerse de lo fundamental, los personajes. Como ejemplo, una secuencia que me llamó particularmente la atención. Lawrence, después de varios días encerrado en casa, decide que ya es hora de salir a hacer algo y va a un bar. Lo vemos en primer plano, todo el fondo fuera de foco y oímos algo de música y dos bolas de billar que chocan. Esta es toda la referencia que tenemos del local, nunca vemos un plano general del bar, ni a más clientes, ni al camarero, simplemente el sonido de dos bolas de billar que chocan nos indica que está en un bar.Sin lugar a dudas estamos ante una de las mejores películas del año, premiada en Sundance (Mejor director y mejor fotografía) y aquí en Xixón (Mejor Actor ex aequo para Michale J. Smith y Jim Miron Ross) y junto con Frozen River de Courtney Hunt y Rachel getting married de Jonathan Demme lo mejor que nos ha llegado este 2008 desde EE.UU.





FROZEN RIVER

También nominada como Mejor Dirección Novel (Courtney Hunt), Mejor Actriz (Melissa Leo) y Mejor Guión Original.

Escrita y dirigida por Courtney Hunt, y protagonizada por Melissa Leo, Misty Upham, Charlie McDermott, Michael O'Keefe y Mark Boone Jr., Frozen River se erigió como mejor película en el pasado Festival de Sundance. Frozen River es intensa, directa, tensa, dura y gratificante a un mismo tiempo, pero si hay algún calificativo que destaca por encima del resto, ése es su verosimilitud. Dicha credibilidad nace directamente de la interpretación de una genial Melissa Leo que, al menos para un servidor, merece llevarse la estatuilla por encima de sus contrincantes, ofreciéndonos el conmovedor papel de una madre obligada a comedir su desesperación ante el mundo que la rodea, adentrándose, en su lucha por la supervivencia, en un sórdido submundo en el que la ética y la moral no tienen cabida. De este modo, Frozen River pasa constantemente por diversos estratos, del drama con connotaciones a denuncia social al thriller más Coeniano, en una encomiable ópera prima cuya fuerza radica en sus interpretaciones, tanto de su actriz protagonista como de un escueto elenco de secundarios encabezados por una también destacable Misty Upham, haciendo de ella un título a tener en cuenta, una película que saca petróleo de sus propias limitaciones. La película de Courtney Hunt retrata con habilidad tanto el drama de la inmigración como el de una sociedad de clase media-baja perdida en un gélido paraje fronterizo entre Canadá y Estados Unidos, sirviéndose del suspense para ofrecernos una historia tanto de supervivencia y amistad como, por encima de todo, de ética y moral, narrada con pasión visceral, y cuyos defectos de forma quedan ampliamente redimidos por su virtudes de fondo





HUNGER

También nominada como Mejor Dirección Novel (Steve McQueen), Mejor Actor (Michael Fassbender), Mejor Edición y Mejor Fotografía.

Bobby Sands, 1981. Irlanda del Norte. El IRA. Una cárcel, una huelga. Steve Mcqueen, director inglés que en su ópera prima exhibe la paleta de un maestro al contar una historia corta, breve, sumamente ética, sin ponerse de un lado, describiendo y esforzándose por explotar la imagen. Golpes. Miradas. Piernas que golpean el piso insistentemente. Voces en el fondo, discusiones políticas que van más allá: El hombre debe morir por sus ideales?, creer en un dios redimirá nuestros pecados?. La época de luchar por algo mejor ya pasó?. Qué pasó con esa sociedad?. Eso es lo que explota Mcqueen, eso es lo que obliga a hacer a sus actores. No nos quedemos en la anécdota del actor que rebaja unas cuantas libras para poder representar un personaje. No. Eso no es lo importante aquí. Lo esencial aquí es la discusión sobre la razón de algunos para seguir viviendo ... o para morirse. Golpes que amedrentan, planos muy cercanos que exasperan. Gritos. Más golpes. Cuerpos desnudos que se debaten en peleas perdidas. Un último tercio gobernado por las miradas. Una discusión de muchos minutos pero emocionante, dos actores lanzados al ruedo, casi desnudos, pero vibrantes. Un guardia que llora, que se arrepiente, que grita. La violencia que irrumpe en los ambientes mas civilizados para recordarnos nuestro salvajismo perfumado. Que el ser humano siempre llegará hasta los infiernos mas bajos no es un descubrimiento, el alumbramiento es ver sus miradas, sus gestos, su desesperación, su odiado arrepentimiento. El revólver que se dispara y que luego se detiene para girar en una mano. La gallardía de quien afronta su muerte inevitable. Como en una tragedia, sin detenerse, sin lamentarse. La pregunta es si todo eso sirvió para algo. (Aunque a la final qué vale hacerse esas preguntas, creo yo). Eso es Hunger, film ganador de la Cámara de Oro en el Festival de Cannes de 2008.





THREE MONKEYS

También nominada como Mejor Dirección (Nuri Bilge Ceylan), Mejor Actriz de Reparto (Hatice Aslan), Mejor Actor Revelación (Rifat Sungar) y Mejor Película de Habla no Inglesa.

Three Monkeys (Tres monos) del director turco Nuri Bilge Ceylan, ganadora de la mención mejor dirección en Cannes, se sirve del proverbio de los tres monos sabios (no ver, no oir, no hablar) para explorar ideas sobre los errores que acaban explotando en consecuencias inesperadas. El plano que abre la película es un hombre que conduce por la noche en una carretera solitaria. Medio dormido al volante, atropella a un peatón. Poco después, llega otro coche, ve el cuerpo tendido en la carretera, pero prosigue su camino, y sólo se para anotar el número de matrícula del coche que lo atropelló. El conductor a la fuga, como averiguamos después, es un político en medio de la batalla por la reelección. Llama a su chófer, Eyup (Yavuz Bingol) y le convence para que confiese el atropello, prometiéndole una considerable suma de dinero después de que pase nueve meses en la cárcel por el crimen de su jefe. Los personajes de esta historia evocan la falta de moral y, de la manera en la que suceden las cosas, pretenden hacernos reflexionar sobre las implicaciones que tiene esta tendencia actual de hacer las cosas sin preocuparnos por nada más que por nosotros mismos. Ceylan hace una alegoría titulando la película Tres monos: es tanto la historia de esta familia y de sus decisiones como el relato de una tendencia social a cerrar los ojos y no ver lo que preferimos ignorar, y de tomar decisiones sin tener en cuanta las consecuencias que, a largo plazo, pueden tener. Three Monkeys es una película de autor para exhibirse fuera del circuito comercial, pero si tienes la oportunidad de verla, puedes tener la seguridad de que valdrá la pena.





Cinco películas extraordinarias, que evocan infinitamente mi atención y admiración, son películas que se encuentran fuera del contexto comercial pero que demandan ser vistas, películas necesarias, profundas, inteligentes y muy logradas. Siempre me quedara este cine para admirar. Mientras esperan el anuncio de los ganadores pueden hacer sus preediciones en los comentarios.

Los ganadores serán anunciados el lunes 2 de marzo en horas de la tarde.

4 comentarios:

VitoneMen said...

Me la juego por "Three Monkeys".

Saludos Jose!

jaime said...

Yo apuesto por "Frozen River".

GFUMO said...

un documental? vaya.... pues yo apuesto por HUNGER.

Anonymous said...

jose yo vote por three monkeys, una gran recomendacion, de verdad. Redna