Copyrights @ Journal 2014 - Designed By Templateism - SEO Plugin by MyBloggerLab

Monday, September 01, 2008

Venecia: El Festival se conmueve con Miyazaki

Share

El japonés Hayao Miyazaki ha logrado hoy con dibujos animados contar una historia y conmover con ella, algo que otros directores de la Mostra no supieron hacer con actores. Miyazaki lo ha conseguido con Gake no Ue no Ponyo (Ponyo on the cliff by the sea), filme con el que compite por el León de Oro. La película se desarrolla en una ciudad junto al mar en la que un niño rescata en una escollera llena de basura un pez rojo, al que bautizará como Ponyo. La amistad entre el niño, Sosuke, y el pez crece hasta el punto de que Ponyo quiere ser humano.Esa trama es el pretexto con el que Miyazaki habla, por ejemplo, de la relación entre el hombre y la naturaleza, de la necesidad del equilibrio entre ambos y de la amistad entre los niños, pero también entre los adultos.

Con sus dibujos, Miyazaki es capaz de tocar la fibra del espectador, aquella que une al adulto con el niño que fue, haciéndole recordar sus juegos, como el barco de juguete en el que siempre quiso navegar, o su amor por los animales, en aquellos que lo tuvieran. El cineasta japonés ya consiguió anteriormente conmover con sus historias como con El viaje de Chichiro, que logró en 2002 el Oso de Oro en Berlín y en 2003 el oscar a la mejor película de animación. Pero Miyazaki no engaña a nadie, Ponyo Gake no Ue no Ponyo, estrenada en Japón donde bate récords de taquilla, es una película para niños. Como pasa siempre que las películas para niños conmueven a los mayores, Miyazaki abre sin querer una pregunta acerca del grado de infantilismo de la sociedad moderna. Pero ello no resta valor a su trabajo y a la película, declarada por la crítica la mejor del festival hasta el momento. Si acaso Miyazaki quita méritos al resto de directores en concurso que, salvo con las excepciones de Arriaga, Kitano y alguno más, no han sido capaces de tocar esas fibras y, a veces, ni de tan siquiera contar una historia. Esto último, no es el caso del director italiano Pupi Avati, del que hoy se vio Il papa di Giovana, porque sí cuenta una historia, aunque a fuerza de querer conmover cae de lleno en el sentimentalismo

4 comentarios:

Cynthia said...

Este director me encanta, siempre nos cuenta grandiosas historias, llenas de hermosos valores y sentimientos, es grandioso que los pequeños vean sus películas, y nosotros también. Ley sobre tu concurso, y hasta me anime ha escribir algo. Besos.

El Pijo said...

Ahora, lo que nos queda por ver es si le pasara como a Chihiro, q en Japón fue estrenada en 2001, pero en EEUU en 2002.

Si Miyazaki estrena a Ponyo en 2008 en EEUU, Wall-E ya tiene un duro competidor.
Pero como no creo que ocurra, dejaremos a Ponyo para los Oscars del año q viene.
Aunque siempre nos queda película extranjera...

saludos!!!

Javier Escartín Gómez said...

Puedo equivocarme, pero sin grandes títulos que le hagan sombra de momento, esta película, si es finalmente la designada por Japón, será la favorita para llevarse el Oscar. O, por lo menos, la nominación

http://lososcar2009.blogspot.com

Alvaro said...

Auqnue no soy un fanático del anime, la obra de Miyazaki siempre me ha parecido bella y cautivante, por lo que no me sorprende que "Ponyo on the Cliff " haya logrado tan buenas críticas.
Tan solo espero que la estrenen en el Perú, con las justas estrenaron "El viaje de Chihiro" (Y sólo luego de que ganara el Oscar a Mejor película animada)